Lo más sorprendente del streaming no es la facilidad con que se ha situado en un mercado altamente competitivo, como el audiovisual. Eso ya es agua pasada. Lo que impacta hoy es su agresiva estrategia para convertirse en protagonista de los premios de la Academia. Lo más probable es que lo logren, aunque no será nada fácil.

  • 10 septiembre, 2018