La película, escrita y dirigida por David Lowery y protagonizada por Rooney Mara y Casey Affleck, cuenta la historia de una pareja y de un fantasma.