La fiebre de la música gratis ya se está apoderando, muy de poco es cierto, de partes importantes de la industria. Nine Inch Nails acaba de lanzar su nuevo disco completamente gratis en una gran variedad de formatos digitales en su sitio web, Coldplay ofrece el primer single de su nuevo disco gratis hace semanas […]

  • 15 mayo, 2008

La fiebre de la música gratis ya se está apoderando, muy de poco es cierto, de partes importantes de la industria. Nine Inch Nails acaba de lanzar su nuevo disco completamente gratis en una gran variedad de formatos digitales en su sitio web, Coldplay ofrece el primer single de su nuevo disco gratis hace semanas en la red, y hasta los mismísimos talibanes de Metallica –responsables del cierre de Napster en su momento– dicen estar observando con ojos interesados todo lo que está ocurriendo en la red con las mega estrellas. El último en subirse al carro –aunque de una manera aún algo oblicua y pusilánime– es Paul McCartney, quien regalará copias de su disco Memory Almost Full, del año pasado, junto con el diario británico Mail on Sunday. Las copias serán físicas, pero al menos es un avance. O bien sir Paul tiene un inventario muerto del que deshacerse o bien le está comenzando a picar el bichito de la gratuidad. Plata, digámoslo, no le falta y todavía le queda para unos 5 o 6 divorcios más.