Era visita obligada. Cada vez que venía a Chile, el cantante mexicano Luis Miguel -cuya exitosa serie transmitida por Netflix terminó hace una semana- visitaba el Club de Jazz de Santiago, ubicado en Macul con Irarrázaval. Testigos de sus apariciones cuentan que el artista iba siempre solo, acompañado solamente de sus guardaespaldas, que entraban al […]

  • 23 julio, 2018

Era visita obligada. Cada vez que venía a Chile, el cantante mexicano Luis Miguel -cuya exitosa serie transmitida por Netflix terminó hace una semana- visitaba el Club de Jazz de Santiago, ubicado en Macul con Irarrázaval. Testigos de sus apariciones cuentan que el artista iba siempre solo, acompañado solamente de sus guardaespaldas, que entraban al lugar media hora antes, vestidos de negro. Se sentaba en la mesa de atrás y pedía una botella de whisky.

Quienes tocaron en esa época aseguran que más de una vez el cantante mexicano los aplaudió. En 2010 el club se trasladó a Plaza Egaña, y desde entonces el artista no volvió a aparecer.