Desde Harry Nilsson a David Bowie, desde Freddie Mercury a Piedra Roja. Un recorrido por los mejores documentales musicales que trae el Festival In-Edit 2011.

  • 2 diciembre, 2011

Desde Harry Nilsson a David Bowie, desde Freddie Mercury a Piedra Roja. Un recorrido por los mejores documentales musicales que trae el Festival In-Edit 2011. Por Juan Venegas

A fines de los 70 marcaron época en el adormecido ambiente santiaguino las alborotadas funciones de la película Woodstock en el cinerama Santa Lucía, hoy convertido en un edificio de tiendas y comida rápida. Recuerdo que aún quedaban hippies melenudos que llegaban con botellas de pisco a disfrutar del sonido “cuadrafónico” y de la inmensa pantalla del desaparecido local, un evento que se repetía sagradamente cada año.

También era habitual recorrer las galerías céntricas de Santiago y ver en la cartelera doble del cine Roxy el afiche de Que siga el rock and roll, un filme sobre la banda ACDC junto al de una película picaresca de Gloria Guida. Lamentablemente, era sólo un niño, y no podía disfrutar en la pantalla grande, ni de la banda de Angus Young ni de las bondades de la popular actriz italiana.

Hoy la oferta de documentales musicales ha mejorado sustancialmente, gracias sobre todo al festival In-Edit, que ha puesto a los melómanos y cinéfilos al tanto de lo que ocurre en el género en el mundo. Partió tímidamente en 2004 con tres documentales proyectados en el Cine Arte Alameda: Nico Icon, Malditos: la historia de los Fiskales Ad-hok y Joey Ramone: a wonderful life. La idea había surgido en Barcelona en 2003, y se expandió a São Paulo en 2009 y esta temporada a Berlín.

En Chile, la audiencia ha crecido de manera sostenida; así también, la participación de los realizadores audiovisuales locales. El festival incluye tres categorías: Mejor Documental Internacional, Mejor Documental Nacional y Corto Documental. Los ganadores de la sección nacional 2010 fueron los trabajos A tempo real, de Francisco Willumsen, y Electrodomésticos: el frío misterio, de Sergio Castro.

La edición 2011, que comienza el 8 de diciembre, reúne filmes de Estados Unidos, Inglaterra, Brasil, Alemania y Sudáfrica. Durante diez días desfilarán la crónica de figuras vitales como el grupo Toot and The Maytals, episodios desconocidos de Freddy Mercury y Queen, el ascenso de The Libertines como héroes del indie rock, la indescifrable vida de Harry Nilsson, los trovadores americanos de los setenta y ese triángulo formado por David Bowie, Iggy Pop y Lou Reed.

La competencia nacional servirá para revisar la historia musical chilena de las últimas cuatro décadas. Seis son los documentales en competencia, que tienen como protagonistas a Los Bunkers, Pánico, Los Jaivas, los grupos hardcore de los 90s y el registro de nuestro propio Woodstock, Piedra Roja. Como para recordar esas viejas jornadas en el cine Santa Lucía.

Homenaje a Murray Lerner
Así como la edición 2010 presentó una selección del documentalista D.A. Pennebaker, esta vez será la oportunidad para revisar el trabajo de Murray Lerner, un pionero del registro de festivales musicales.

Lerner inició su carrera con la filmación del Festival Folk de Newport, donde Dylan recibiría su primera silbatina al presentar Maggie’s faro, acompañado de una guitarra eléctrica. El documentalista estadounidense, fanático de la música country, registró cuatro versiones del festival (1963-65), inmortalizando las actuaciones germinales de Odetta, Johnny Cash, Howlin’ Wolf, The Staple Singers, Richard Fariña y Donovan, entre otros. Lerner, un admirador de Sergei Eisenstein, logró imprimir a las imágenes una fuerza cinematográfica más allá de la propia música. Este trabajo es considerado el primer documental de la contra-cultura musical, precediendo al Monterey Pop y Woodstock.

En 2007, compiló el material de Bob Dylan en Newport, para presentar The other side of the mirror: Bob Dylan live at the Newport Folk Festival 1963-1965, un filme que recorre con sensata discreción el camino del Dylan acústico hasta su sorpresiva transformación eléctrica.

En su segundo registro musical, Message to love. The Isle Of Wight Festival (1997), Lerner asiste a los cambios que afectan a la generación del “flower power”. A través de su lente apreciamos las primeras fisuras, las presiones y los intereses comerciales que acaban por contradecir el espíritu de la música de esos años.

Lerner grabó cerca de 200 horas en Wight, lo que le ha permitido producir una serie de títulos con las actuaciones completas de Miles Davis, Jimi Hendrix, The Who y Leonard Cohen, filmes que serán presentados en exclusiva en esta versión de In-Edit.

Otro trabajo destacado de Lerner es Amazing journey: the story of The Who. La película incluye entrevistas con Roger Daltrey, John Entwistle, Kenney Jones y Pete Townshend. Intervienen además Sting, The Edge, Eddie Vedder y Noel Gallagher. La cinta muestra grabaciones de las primeras actuaciones del grupo desde su irrupción en la escena londinense en 1964.

Pero, sin duda, el título más conocido de Murray Lerner es From Mao to Mozart. Isaac Stern in China (1980), en el que se aleja del rockumental, para registrar con maestría el acercamiento de dos culturas distantes a través de la música. Con esta película consiguió el Oscar por mejor documental.

Para Lerner filmar música, o cualquier acción que tenga sonido, exige que el director se haga parte de la escena y se olvide de sí mismo. “Lo primordial es llegar a ser parte de lo que filmo. Desde que comencé mi carrera, siempre sentí que la música era la espina dorsal de una película. No sólo como música dentro de una película, sino como una suerte de estructura musical para todo filme”.