Se pensaba que era un cuadro del siglo XVII relativamente barato cuando su dueño, un coleccionista anónimo, lo donó al National Trust del Reino Unido. Sin embargo, resultó ser un autorretrato de la eminencia del impresionismo, Rembrandt van Rijn, pintura avaluada en más de 30 millones de dólares, informa The Guardian. Eso sí, la institución […]

  • 18 marzo, 2013
Rembrandt. Foto EFE

Rembrandt. Foto EFE

Se pensaba que era un cuadro del siglo XVII relativamente barato cuando su dueño, un coleccionista anónimo, lo donó al National Trust del Reino Unido. Sin embargo, resultó ser un autorretrato de la eminencia del impresionismo, Rembrandt van Rijn, pintura avaluada en más de 30 millones de dólares, informa The Guardian.

Eso sí, la institución aclaró que el cuadro nunca será vendido.

A pesar de que la pintura de 1635 posee la firma de Rembrandt, se creía que podía ser una copia o, en el mejor de los casos, el trabajo de alguno de sus pupilos.

La identificación se llevó a cabo de forma confidencial por un reconocido experto en los trabajos del artista holandés.

Ahora, el autorretrato será la primera obra de Rembrandt entre los 13.500  cuadros que el National Trust posee.

Revise el artículo completo en The Guardian.