Se trata de una campaña de venta solidaria de imágenes de películas chilenas que busca recaudar fondos para ir en ayuda de los trabajadores y trabajadoras del cine que se encuentran más afectados por la pandemia.

  • 14 julio, 2020

Un fotograma es una imagen cinematográfica considerada aisladamente de su secuencia. Un instante detenido en el tiempo. Uno de los fotogramas más reconocibles del cine chileno de los últimos años es la imagen de la actriz Daniela Vega caminando contra el viento en Una mujer fantástica, única cinta chilena que ha ganado un Oscar. El director Sebastián Lelio y Benjamín Echazarreta, director de fotografía de la película, donaron este fotograma para que forme parte del catálogo online FOTOgramas por Chile junto a otras 100 imágenes y fotografías entregadas por socios y amigos de la ACC, además de artistas visuales y fotógrafos invitados.

Las imágenes se pueden comprar en dos formatos: 20×30 cm, que tienen un valor de $30.000, y 40×60, que cuestan $50.000. Se pueden revisar directamente en el sitio y en la cuenta de Instagram @fotogramasxchile. La campaña dura hasta el 31 de julio pero el despacho se realizará una vez que acabe la cuarentena obligatoria, por razones de seguridad sanitaria y porque además llevarán la firma de su autor y serán impresas en papel fine art de 300 gramos, calidad museo. Se trata de una buena oportunidad para adquirir una obra de algunos de los directores de fotografía y fotógrafos más destacados del país, por un precio muy conveniente. Los fondos recaudados serán distribuidos por SINTECI, Sindicato de Técnicos Cinematográficos -sin importar si los beneficiarios están sindicalizados- a través de un sistema anónimo de solicitud de ayuda por parte de quienes más lo requieran. Según los datos de SINTECI más del 80% de los trabajadores audiovisuales no cuenta con contrato laboral en estos momentos, y atendiendo a que la mayor parte de ellos depende del proceso de rodaje y cuentan con condiciones laborales informales, como gremio la ACC organizó esta campaña como una forma de apoyo mientras la industria esté paralizada por la pandemia. La asociación la componen 50 trabajadores y trabajadoras de la imagen cinematográfica. Se constituyó el año 2015, con la intención de promover y desarrollar el oficio de la imagen en movimiento, y difundir la obra de quienes lo ejercen.

Eduardo Bunster, cineasta y director de fotografía, forma parte de la comisión que organiza la venta solidaria FOTOgramas por Chile. “Se trata de una campaña pensada desde nuestro oficio, que es la imagen, para ayudar al conjunto de gente que trabaja en cine y que se están viendo muy perjudicados”, apunta. Bunster señala que pensaron en un precio que resultara asequible, atendiendo al contexto actual, para personas que no suelen comprar arte, y llegar además a círculos no involucrados directamente con la industria del cine. “Hay mucha gente que vive del rodaje y del día a día. El cine todavía es un rubro muy precarizado y si bien existe una Ley del cine, no todas las productoras la cumplen”, afirma el realizador. Él mismo se encontraba en medio de la filmación de una serie de televisión cuyas grabaciones tuvieron que suspenderse dos semanas antes de terminar debido a la llegada del coronavirus y no hay ninguna certeza de cuándo podrá retomar ese trabajo ni bajo qué circunstancias.