“Mirrors”, el último single de Justin Timberlake -que dura ocho minutos- podría ser considerada como la canción más narcisista de la historia, dice Slate. Es una canción de amor dedicada a su señora, la famosa actriz Jessica Biel, que parece estar más bien dedicada a sí mismo, ya que la letra se refiere a su […]

  • 12 febrero, 2013
Justin Timberlake. Foto EFE

Justin Timberlake. Foto EFE

“Mirrors”, el último single de Justin Timberlake -que dura ocho minutos- podría ser considerada como la canción más narcisista de la historia, dice Slate.

Es una canción de amor dedicada a su señora, la famosa actriz Jessica Biel, que parece estar más bien dedicada a sí mismo, ya que la letra se refiere a su propio reflejo.

“Tú me reflejas a mí. Me encanta eso de ti. Si pudiera, nos miraría todo el tiempo”, son algunos de los versos de este single.

“Es como si fueses mi espejo. Mi espejo mirándome siempre a mí. Yo no podría convertirme en algo más grande, sino estuvieras tú a mi lado”, continúa el último hit de Timberlake.

En todo caso, esto no es un fenómeno nuevo dentro la industria musical. Ya en 2011, un estudio afirmaba que el narcisismo estaba creciendo entre las principales canciones del Billboard.

Revise la nota completa en Slate.

A continuación, escucha “Mirror” de Justin Timberlake: