• agosto 10, 2018

La señal televisiva estadounidense HBO habló con The Hollywood Reporter y reflexionó sobre el exitoso drama Big Little Lies y otros programas, que el movimiento Time’s Up los hizo recapacitar sobre la diferencia salarial entre mujeres y hombres en sus series. Recordemos que Time’s Up es un movimiento contra el acoso sexual fundado por celebridades de Hollywood en respuesta al efecto Weinstein y al movimiento feminista y #MeToo. En febrero de 2018, llevaban recaudados 20 millones de dólares para su fondo de defensa legal, y había reunido a más de 200 abogadas voluntarias.

El presidente de programación de HBO, Casey Bloys señaló que “una de las cosas que surgieron al pensar sobre el movimiento y algunas conversaciones con Reese (Witherspoon), que está realmente a la vanguardia. Hemos examinado todos nuestros programas de manera proactiva; de hecho, acabamos de terminar nuestro proceso en el que pasamos y nos aseguramos de que no hubo disparidades inapropiadas en el pago de salarios; y donde había, si encontramos alguno, lo corregimos en el futuro. Y ese es un resultado directo del movimiento Time’s Up”.

El ejecutivo de HBO aclaró que estos cambios no necesariamente significan que “todos los hombres y las mujeres harán exactamente lo mismo“. La paridad se convierte en un problema más en la segunda o tercera temporada de la serie, señaló “cuando se realiza una serie, la gente llega con diferentes niveles de experiencia y tal vez algunas personas han ganado premios o algo que los hace destacar. Pero cuando entras en la temporada dos o tres de una serie y esta serie es un éxito, es mucho más difícil justificar el pago a las personas con números tremendamente dispares y ahí es donde tienes que asegurarte de que estás mirando los números correctamente”.

Las estrellas y también productoras de Big Little Lies, Reese Witherspoon y Nicole Kidman, informaron en enero a The Hollywood Reporter que obtuvieron un considerable aumento de sueldo a US$1 millón por episodio en la segunda temporada del programa, que se emitirá el próximo año. El dúo, que había estado reportando entre US$ 250,000 y US$ 350,000 por cada episodio durante la temporada uno, supuestamente aprovechó el reciente acuerdo de US$ 1.25 millones de un episodio de Witherspoon con Apple para solicitar su aumento.

Varias disputas sobre la brecha salarial de Hollywood han tomado recientemente el centro del escenario, incluida la revelación de que Claire Foy, la estrella nominada al Emmy de The Crown de Netflix, ganó menos dinero que su coprotagonista masculino Matt Smith. Otro ejemplo es lo que pasó en E!, donde la presentadora Catt Sadler abandonó la red en diciembre después de descubrir que su coanfitrión masculino presuntamente había ganado casi el doble de su salario haciendo el mismo trabajo. Recientemente la protagonista de The Affair, Ruth Wilson, dio a conocer que ella ganaba menos que su compañero protagonista, se especula que esta “queja” pudo gatillar su salida de la serie.