El simple acto de dar vueltas las páginas, dejar en pausa el aquí y el ahora, y sumergirse en historias paralelas, es algo invaluable. Invitamos a encontrar el momento para abrir la mente a lugares fantasiosos y personajes ficticios. Para dejar de lado nuestras realidades y así conocer otras. Por Felipe Gana y Sofía García-Huidobro

  • 9 diciembre, 2019

El archipiélago del perro, Philippe Claudel. El autor francés vuelve con un libro que recuerda dos de sus primeras publicaciones: Almas grises (2005) y El informe de Brodeck (2008). Pueblos aparentemente tranquilos y sencillos que a propósito de un determinado incidente ven alteradas sus rutinas. Personajes que se encuentran enfrentados a sus propios cercos y dilemas morales que se tornan oscuros. En el caso de El archipiélago del perro, la locación es una pequeña isla que va transformándose en el escenario de un drama insospechado a través del cual Claudel alude directamente a la deshumanización. SGH.

El peso de la sangre. Viaje personal al Sida, Juan Luis Salinas. Un documento de la Asamblea Internacional de la Salud, con fecha mayo de 1981, indicaba que el año 2000 se aseguraría la “salud para todos”. El 5 de junio de ese mismo año aparecen las primeras noticias sobre el sida, una nueva epidemia que cambiaría la idea optimista de un mundo sin virus. Este libro se trata de la historia del VIH/sida, pero también del relato de un portador que busca conocer de manera exhaustiva la enfermedad que lo habita, casi como un mecanismo de sobrevivencia, palabra que incomoda a su autor, porque, como señala, limita con la autocompasión. Es un ensayo informado, a la vez que personal y cargado de activismo. La crónica de una enfermedad narrada sin concesiones y con precisión. FG.

Un Año, Juan Emar. Doce meses de un diario que solo se escribe en su primer día, y para terminar, en el último. Un año es uno de los tres títulos que el escritor chileno publicó en 1935. La particular profundidad de observación de Juan Emar -identidad adquirida por Álvaro Yáñez Bianchi- logra que dejemos de lado la linealidad para entregarnos a azares que se cruzan, letras que se desprenden de las páginas y ciudades fantásticas. Una obra vanguardista que en esta nueva edición trae prólogo de María José Navia y epílogos de Rafael Gumucio y Roberto Merino, dando luces sobre un autor cuya imaginación y agudeza resultan inmortales. SGH.

Copia o muerte, Giorgio Jackson y Paula Espinoza. Al mismo tiempo que arrancó el estallido social se lanzó este libro que aborda el tema de la propiedad intelectual y sus derivados: el pirateo, la censura y el plagio, entre varias aristas de un ensayo que durante su desarrollo recurre a las leyes, la filosofía, la ciencia, la economía y la política. Copia o muerte, una decisión urgente para nuestra supervivencia abre con un texto del escritor Alejandro Zambra, donde destaca el espíritu colectivo del texto y la valentía de enfrentar las contradicciones que aquí confluyen. SGH.

Ocho, Amy Fusselman. Este es un libro donde los límites de la ficción y no ficción quedan sobrepasados. Compuesto por dos partes, “Diario de abordo” y “Ocho”, narra momentos difíciles de la vida de la autora. En la primera cuenta los múltiples tratamientos para quedar embarazada y la muerte de su padre. En la otra, la maternidad y un abuso del que fue víctima cuando niña. Con una prosa llana, confesional y fragmentaria, su estilo ayuda a llevar el relato con naturalidad, incluso con humor y, sin la intención de hacerlo, conmover al lector. “Los seres humanos no solo son capaces de hacer dos cosas a la vez, sino que son capaces de hacer dos cosas a la vez con propósitos opuestos”, afirma Amy Fusselman en el comienzo del segundo relato y da claves para entender su obra. FG.

La luz negra, María Gainza. Las escritoras argentinas pasan por un gran momento y la autora de este libro es una de sus principales exponentes. Su primera novela, El nervio óptico, le otorgó la aclamación de la crítica y con su segundo título acaba de ganar el Premio de Literatura Sor Juana Inés de la Cruz. Seguro sus conocimientos como crítica de arte y corresponsal de The New York Times fueron la base para dar vida a una intrigante historia sobre el mundo del arte, cargada de personajes excéntricos y donde no siempre se consigue diferenciar lo verdadero de lo falso. SGH.