Súbela Radio, la plataforma y emisora digital, nacida en marzo
de 2011, se encuentra lista para dar un nuevo salto de la mano de sus nuevos socios, Jaime de Aguirre y Carola Fuentes. El impulso pasa también por los buenos resultados obtenidos en los últimos
cuatros meses, los cuales ellos consideran un “premio a la consistencia”.
Fotos: Verónica Ortíz

  • 20 febrero, 2020

Integración estratégica, criterio de segmentación, comunidades en redes sociales, gestión de avisadores”, son algunos de los conceptos que Enrique “Kiko” García, especialista en medios de comunicación y ex director ejecutivo de Canal13, repasa junto al equipo de Súbela Radio en el remozado galpón del barrio Italia donde están los estudios y oficinas de la emisora. En el grupo que participa de la reunión también está el ex ejecutivo de televisión Jaime de Aguirre, y desde un teléfono en altavoz se escuchan las intervenciones de la periodista Carola Fuentes.

Los medios de comunicaciones nacionales han tenido que afrontar el desafío de sintonizar con la audiencia tras la crisis social de octubre pasado. No ha sido fácil, pero en Súbela aseguran que ellos han logrado un nuevo nivel de confianza y cercanía que se reflejó en un aumento de un 30% en sus seguidores de redes sociales. Sus fundadores, Juan Manuel Margotta y Felipe Heusser, aseguran que se trata de un reconocimiento a una línea editorial coherente. “Muchas de las temáticas que veníamos tocando hace tiempo, ahora encuentran eco. Súbela tiene un fuerte compromiso editorial con el tema de la desigualdad y la inclusión, y además le ha dado voz a la comunidad LGTBI. Esa postura ahora se ve recompensada”, afirma Heusser, emprendedor social y cofundador de Ciudadano Inteligente.

Aprovechando la mayor demanda por parte de la audiencia, pero reconociendo que existía la intención previa de seguir creciendo, tienen varias nove dades para este 2020. Por una parte está la incorporación de Jaime de Aguirre, ex director ejecutivo de Chilevisión y de TVN y ex director de programación de Canal 13, como socio y miembro del directorio. De Aguirre es ahora el director de Desarrollo y Nuevos Negocios, Heusser asume como presidente del directorio y Margotta continúa como director ejecutivo de Súbela. A ese equipo se suma además una gestora de contenidos que funcionará en alianza con La Ventana Cine, productora audiovisual de la periodista Carola Fuentes y el director Rafael Valdeavellano. En los micrófonos también hay anuncios: a la parrilla programática, que incluye voces como Natalia Valdebenito, Rayén Araya, Ignacio Socías y Lucas Espinoza, Camila y Vicente Gutiérrez. También el comediante Fabrizio Copano con su video semanal No estamos solos. La última novedad es que este año se integran Werne Nuñez e Iván Guerrero con una versión de su exitoso programa Un País Generoso, de la ex radio Zero.

Los nuevos socios

Atendiendo a un escenario en que muchos de los medios tradicionales en Chile se enfrentan a la disyuntiva de reinventarse o desaparecer, debido en gran medida a la creciente migración del avisaje publicitario a plataformas como Google o Facebook, en Súbela están decididos a aprovechar las ventajas comparativas de ser un medio que nació como plataforma digital. Interesado en conocer este proceso fue que Jaime de Aguirre decidió incorporarse a este equipo de trabajo: “Sé poco de lo digital, pero todo indica que la cosa va para allá y yo estoy encantado aprendiendo. La digitalización de los medios va muy en sintonía con los cambios sociales. Y por otra parte, creo que algo puedo aportar desde el conocimiento de los medios tradicionales. No todo es negativo, también hay experiencias súper valiosas”. De Aguirre coincide que desde el pasado mes de octubre quedó en evidencia la distancia que había entre la ciudadanía y algunos medios de comunicación como la televisión abierta, y cree que eso se explica debido a un estado de adormecimiento. “Los medios tradicionales se fueron volviendo sordos y ciegos a lo que estaba ocurriendo, no solo socialmente, sino tecnológicamente, y se tomaron decisiones atrasadas, en algunas ocasiones torpes, en otras desinformadas, que hacen que se haya desaprovechado la enorme oportunidad que en algún minuto tuvieron de conectar con la gente”, señala el ejecutivo que ha dedicado su carrera a la televisión. Reconoce que si bien el rating fue una herramienta que a partir de los años 90 permitió constatar la existencia de un televidente al otro lado de la pantalla, luego la industria “se envició y perdió el propósito”.

La misión de generar contenidos abiertos, segmentados y diversos es lo que hoy los reúne en Súbela. Y bajo la misma lógica es que buscan crecer en su oferta audiovisual a partir de la alianza con La Ventana Cine, mediante la generación de nuevos contenidos, pero también reutilizando material que se encuentra poco aprovechado. “Hay mucho contenido de creadores chilenos, que han tenido financiamiento del CNTV o de Corfo, buenas películas, programas o documentales, que pasaron fugazmente por televisión abierta en horario no muy estelar o que terminan en la cartelera de un cine arte por pocos días. Después ese contenido desaparece y nosotros ahora buscamos revivirlo. Si nos va bien con un contenido nos repartimos la torta, hay un sentido colaborativo en esta nueva apuesta”, explica Heusser. Carola Fuentes, junto a su socio Rafael Valdeavellano, fundaron la productora hace una década con la intención de dar vida a historias con impacto. Desde el año pasado están certificados como empresa B ,pero cuenta Fuentes que una de sus principales dificultades ha sido encontrar una pantalla para difundir los contenidos que producen. “Con Felipe (Heusser) nos conocemos hace tiempo, estuvimos juntos en el directorio de Ciudadano Inteligente, y compartimos la misma mirada sobre el rol de los medios en una democracia. Me parece fascinante la alternativa de llegar con nuestros contenidos a un público diferente, con una editorial sólida, y además tener métricas de impacto en la audiencia”, afirma la periodista, entusiasmada. La nueva plataforma audiovisual estará disponible en www.subela.cl a partir del 1 de abril.

De izquierda a derecha: Karla Sánchez, Luis Concha, Claudia Cayo, Jaime de Aguirre, Juan Manuel Margotta, Carola Fuentes, Rafael Valdeavellano, Sol Abarca, Josefina Aguirre, y Andrés Zamora. Faltan en la foto: Felipe Heusser, Enrique García, Charlie Sáez, y Fernando Moreno.

Cooperativa moderna

Los medios de comunicación nacionales perdieron, en promedio, el 60% del avisaje entre los meses de octubre y diciembre. En el caso de Súbela también, pero en diciembre recuperaron avisadores, y desde entonces han ido sumando otros tantos. Insisten que eso tiene directa relación con la valoración de la marca por parte de la audiencia. “Parte de la crisis de algunos medios tradicionales es que aun teniendo alto tráfico, eso no se traduce en confianza y por lo tanto no hay un incentivo para el avisador”, apunta Heusser al explicar su valor agregado y cómo piensan capitalizar esta oportunidad. Al ser un medio nativo digital, cuentan con una estructura liviana de costos en cuanto a infraestructura. Con respecto a sus recursos humanos también tienen un sistema flexible, señalan. “Súbela se convirtió en una plataforma donde la gente llega no solo para ganar lucas. Antes se entendía el medio como un mánager de banda gringa que te descubre y te financia. Aquí, con algunos conductores existe una retribución económica y con otros se trata de una relación de colaboración donde se les da el espacio para que lleguen a nuevas audiencias. Hay temas que nos parecen importantes de relevar independiente del rating”, dice Juan Margotta. Heusser agrega: “Algunos comunicadores están más dispuestos a ir a riesgo porque pueden hacerlo. Otros requieren más seguridad y hay un trato distinto. Tiene que ver con qué nos sentimos cómodos, y con un principio básico: “Si nos va bien, repartimos. Si nos va mal, el riesgo está distribuido”.

En términos de avisaje, Margotta afirma que en los últimos años los medios de comunicación, especialmente la televisión, cometieron el error de entregar sus contenidos a través de redes sociales, descuidando sus propias plataformas. A la larga, eso se tradujo en un desconocimiento de sus consumidores, ya que no se relacionan directamente con ellos. “En la búsqueda del número de clicks, o de impresiones, se terminó perdiendo el control de la audiencia”, dice Heusser, “también hay personas que están haciendo buen contenido y quieren transmitirlo a través de un medio independiente en vez de entregárselo a Youtube y pagar peaje”. Por último, en el mediano plazo, ponen sus fichas en un modelo de suscripción mediante el cual el auditor pague por el contenido y así también se sienta parte de él. “Nos vamos acercando a ese concepto de comunicación que ha funcionado en otras partes”, dicen. Para generar las condiciones tecnológicas idóneas han formado distintas alianzas: con Rhinobird.tv para el desarrollo e implementación web y mobile, con la plataforma de podcast Radio Public y ahora se incorpora también PI: Proyección de Ideas, que está ideando un sistema de maping personalizado para la transmisión en vivo de cada uno de sus programas. Otro ingreso que contemplan para este año es el merchandising: poleras, jockeys, bananos con la marca Súbela. “¿Cuántos medios hoy se pueden dar el lujo de que sus auditores se sientan representados por ellos? Hemos construido una identidad y una tribu en torno a nuestras voces y a nuestros contenidos. Hay una generación joven, más millennial, que no tiene su medio regalón y eso es lo que nosotros aspiramos a ser”, concluye Heusser.