Ya no es noticia que el desarrollador de juegos sociales, Zynga, está pasando por un mal momento financiero. Pero sí lo es que sus más altos ejecutivos estén abandonando la empresa. A la salida el 1 de julio del ex CEO y fundador Mark Pincus -quien fue reemplazado por Don Mattrick de Microsoft- se suma […]

  • 30 julio, 2013

Zynga. Foto Flickr

Ya no es noticia que el desarrollador de juegos sociales, Zynga, está pasando por un mal momento financiero. Pero sí lo es que sus más altos ejecutivos estén abandonando la empresa.

A la salida el 1 de julio del ex CEO y fundador Mark Pincus -quien fue reemplazado por Don Mattrick de Microsoft- se suma la renuncia de John Osvald, Jesse Janosov y Nathan Etter. Éste último se integrará a un área interactiva del grupo de Walt Disney.

Estas son las más recientes de una docena de renuncias de altos ejecutivos de Zynga desde diciembre de 2011, cuando la apresurada apertura de la empresa a Wall Street bajó sus acciones cerca de un  70%.

En esa época, Zynga era el mayor desarrollador de juegos en Facebook, alcanzando gran popularidad con CityVille, FarmVille y Mafia Wars.

Pero las cosas se complicaron para Zynga. La fuerte competencia de startups como King.com -creador del popular  Candy Crash- bajó el rendimiento de la firma en la red social.

Mattrick está trabajando para revitalizar el crecimiento y enfocar sus esfuerzos en los juegos móviles, plataforma en la cual ha carecido de un hit.

Zynga ahora está compitiendo con sus ex ejecutivos, ya que varios de ellos desertaron para fundar sus propios juegos móviles. Al menos seis empresas han sido creadas por sus ex empleados, entre ellas Bee-Cave Games,  JuiceBox Games y TapZen.

Revise el artículo completo en Bloomberg.