Tiene varias teleseries y obras de teatro en el cuerpo, pero su personaje en Pacto de Sangre (Canal 13) la tiene convertida en la actriz revelación del momento. Ahí interpreta a una mujer capaz de todo por proteger a su familia y guardar las apariencias.

  • 25 octubre, 2018

Una película: Magnolia, de Paul Thomas Anderson. Son diferentes historias que parecen inconexas, pero que se relacionan con las supuestas casualidades de la vida. Relatos trágicos con un destino en común. Las actuaciones son soberbias: Julianne Moore, Tom Cruise, para mi gusto en el mejor papel de su carrera, y nuestro amado Philip Seymour Hoffman. Además, tiene un gran soundtrack a cargo de Aimee Mann. A mí, esta película me voló la cabeza.

 

Una ciudad: Vancouver, Canadá. Tengo una hermana que vive en Vancouver hace años y he tenido suerte de ir a verla. Recién pasé dos semanas ahí, disfrutando el verano en esta noble y hermosa ciudad, rodeada de naturaleza y playas. Puedes ver desde una ardilla hasta un oso y eso es alucinante. Además, la gente es tan respetuosa. 100% recomendable.

 

Una obra de teatro: Tribus. Es una obra inglesa (Tribes, de Nina Raine) que trajimos a Chile junto a Andrea García-Huidobro. Adaptamos el texto y la dirigió Manuela Oyarzún. Tribus habla de la familia y de la discapacidad. El protagonista es sordo y forma parte de un clan familiar donde todos hablan el mismo lenguaje, pero no se escuchan. Tiene un elenco hermoso y en enero volveremos a darla en el Teatro de la Universidad Católica. 

 

Un disco: Egypt Station, de Paul Mc Cartney. Siempre escuchar a un ex Beatle es un placer. A sus 76 años, sacar un disco así me parece formidable. No es su mejor álbum, pero es lo que he estado escuchando y me parece que Mc Cartney es una leyenda que hay que respetar.

 

Un restaurante: Naoki. La comida japonesa me genera un placer inmenso. En el Naoki hay que pedir un shot de erizos para empezar; una bomba de sabores que en tu boca se elevan al cielo. Después recomiendo entregarse a la sabiduría del chef Marcos Baeza y que te traiga lo que él quiera. Siempre es una experiencia religiosa.