Desde ayer domingo que un contigente internacional de buzos están en labores de rescate.

  • 9 julio, 2018

Desde hace más de dos semanas que doce niños de un equipo de fútbol amateur, de edades que van entre los 11 y 16 años, junto a su entrenador, de 25 años, están atrapados en una cueva en Tailandia. Luego de encontrarlos con vida, se especuló que podrían pasar meses en el lugar debido a que están a cuatro kilómetros de la entrada de la gruta, distancia que solo se puede atravesar buceando. Sin embargo, el día de ayer comenzaron las labores de rescate y ya van ocho niños que han salido.

El rescate comenzó el domingo en la mañana ante el riesgo de que las lluvias del monzón sellaran la gruta. En la misión participan 13 buceadores extranjeros y cinco buceadores locales, quienes llevan a los niños para sacarlos de la cueva.

Gracias a que durante los últimos días se han podido sacar 128 millones de litros de agua de la cueva, hay tramos que se pueden recorrer caminando. Sin embargo, aún hay tramos en los que se debe bucear, por lo que los buzos rescatistas se atarán a los niños para guiarlos y les llevarán los tanques de oxígeno.

Lamentablemente, un buceador profesional llamado Samarn Kunan falleció al quedarse sin aire cuando regresaba de entregar botellas de oxígeno a los niños. Aún no se han determinado con exactitud las causas de la muerte, pero al parecer se desmayó al quedarse paulatinamente sin oxígeno en el camino de salida de la cueva, una difícil travesía de unos 5 kilómetros por túneles inundados.

CNN y BBC informaron que el rescate del día de hoy terminó y mañana martes los equipos intentarán sacar de la cueva a los cuatro niños que faltan y al entrenador.