Por primera vez en sesenta días, los habitantes de la ciudad de Wuhan, ubicado en la provincia de Hubei, pudieron pisar la calle, salir a comprar y tomar un transporte público. La zona cero de la pandemia que golpeó al mundo poco a poco levanta su cuarentena.

  • 26 marzo, 2020

El lunes llegó el primer tren a la ciudad. Con sus maletas en mano y el certificado médico que indica que dieron negativo en el test del Covid-19 cerca de mil personas volvieron a casa. Muchas de ellas quedaron exiliadas de la ciudad tras declararse la cuarentena: habían salido de Wuhan durante las vacaciones del nuevo año lunar chino, sin saber que a partir del 23 de enero la ciudad quedaría cerrada, como tampoco lo sospecharon aquellos provenientes de otros lugares que visitaron Wuhan para la festividad. El mismo día abrieron también tres de los 14 aeropuertos de la provincia de Hubei, así como varias estaciones de buses. 

Así es como poco a poco la zona cero del coronavirus -en Wuhan hubo 50 mil contagiados, un 61% del total nacional, y 2.517 muertos- busca volver a la normalidad. Sin embargo, los colegios aún permanecen cerrados. Y no todos pueden volver a sus trabajos. Para hacerlo deben contar con un código verde que les llega a sus celulares que garantiza que no están infectados.

La cuarentena se levantará completamente el 8 de abril. Ese día se dará término a los controles en las salidas de Hubei y se reiniciará gradualmente el transporte con el exterior de la ciudad. China completo tomará medidas restrictivas para evitar posibles rebrotes. Por esto que se decretó una cuarentena obligatoria para todos aquellas personas nacionales o extranjeras que aterricen en Pekín. Por su parte, la jefa del gobierno de Hong Kong, Carrie Lam, como otra  medida para evitar el contagio, prohibió la entrada tanto de extranjeros, como de ciudadanos de China continental, Macao y Taiwán que hayan viajado recientemente al exterior. A esta medida se suma la prohibición de la venta de alcohol a más de 8.000 bares y restaurantes. “ La gente se vuelve más íntima cuando bebe” señaló. 

 

El problema de los asintomáticos

Más de 43.000 personas dieron positivo para el virus a finales de febrero sin mostrar síntomas inmediatos, según informó el South China Morning Post, citando datos clasificados del gobierno chino.  Los casos asintomáticos en Wuhan se encontraron cuando los pacientes fueron admitidos en los hospitales para observación médica, después de haber estado en contacto con personas que tenían el virus, o que trabajaban en lugares de cuarentena o con riesgo de exposición. Se aislaron durante dos semanas, y se decretaban como casos confirmados sólo si mostraban síntomas. Pero el gran problema, es que China no incluye las infecciones asintomáticas en su recuento oficial de contagiados, tampoco ha revelado el número de personas que se encuentran en esta categoría, según señala el medio Bloomberg. Por tanto la baja a cero del número de contagiados del virus en el país, está en duda.