Finalmente llegó la esperada fecha del Campeonato Mundial de Rally (World Rally Championship) a la Región del Biobío, una categoría tan importante como la Fórmula Uno, con leyendas del automovilismo como el nueve veces campeón del mundo Sébastien Loeb, o su archirrival Sébastien Ogier de Citroën.

  • 10 mayo, 2019

Las rutas de la Región del Biobío representan múltiples sorpresas para todos los pilotos internacionales que llegaron durante esta semana a correr la sexta fecha del Campeonato Mundial de Rally (WRC). Se trata del segundo certamen en importancia para la FIA (Federation Internationale de L´automobile) tras la Fórmula Uno. Es decir, el segundo evento planetario del motorsport.

Basta decir, que la leyenda del deporte, el francés Sébastien Loeb, del equipo Citroën es el piloto más ganador de la historia del automovilismo, con 9 campeonatos mundiales de rally (Michael Schumacher, el récordman de la F-1 tiene 7 títulos), y su archirrival y compatriota, Sébastien Ogier, anda cerca con 6 títulos. Es decir, es el campeonato de mayor categoría que ha pisado tierra nacional.

La cosa es en la Región del Biobío, abarcando 11 comunas, con el Parque de Asistencia (el lugar donde los autos llegan a ser reparados), en Talcahuano (en el Hotel-Casino Sonesta), mientras que la Partida Protocolar y la Súper Especial Urbana, en Concepción.

Se trata de caminos inexplorados por los equipos oficiales: el mencionado Citroën, con su C3 WRC; Ford con su Fiesta WRC; Toyota mediante su Yaris WRC y el potente equipo Hyundai para su auto i20 WRC, todos lo más avanzado en la categoría, pero con carrocería de modelos a la venta en público.

En total son más de 1.200 kilómetros de recorrido en 3 días, de los cuales son 16 Súper Especiales cronometradas, que son las que entrega puntos. Gana, obviamente, la tripulación (piloto-navegante), que menos tiempo haga en cada tramo. El domingo se conocerá el ganador del histórico primer rally mundial de Chile: el Copec Rally Chile 2019, un hito que quedará para siempre en la historia del automovilismo nacional.

Los chilenos, por su parte, han sido parte importante de la competencia, con nada menos con 15 tripulaciones en autos R5, apenas un escalafón de los top World Rally Cars; de esta manera pueden competir en la competitiva categoría WRC2, desde donde emergen las futuras figuras del rally. ¿Los mejores nacionales?, indudablemente los hermanos Pedro y Alberto Heller, que corren en Ford Fiesta R5, y salieron primero y segundo en el Campeonato RallyMobil de 2018. También Jorge Martínez, el máximo campeón del campeonato nacional con ocho títulos, además de la promesa juvenil Emilio Fernández, que el año pasado ganó experiencia global compitiendo en la Junior WRC. Y cómo no mencionar a Francisco “Chaleco” López, ganador r del último Rally Dakar sudamericano, en la categoría SxS (Side by Side).