La cadena de espacios de trabajo compartido más grande del mundo concretó su aterrizaje en Chile este mes. Fundada en el barrio Soho, de Nueva York, por los emprendedores Adam Neumann y Miguel Mckelvey, la compañía hoy cuenta con más de 208 edificios en más de 65 ciudades y 20 países, entre ellos Estados Unidos, […]

  • 10 septiembre, 2018

La cadena de espacios de trabajo compartido más grande del mundo concretó su aterrizaje en Chile este mes. Fundada en el barrio Soho, de Nueva York, por los emprendedores Adam Neumann y Miguel Mckelvey, la compañía hoy cuenta con más de 208 edificios en más de 65 ciudades y 20 países, entre ellos Estados Unidos, Australia, Canadá, China y Reino Unido. Dos chilenos pusieron ojo al fenómeno del cowork y a los resultados de esta empresa –que está avaluada en 23 mil millones de dólares– y contactaron a representantes de la firma norteamericana para que se instalen aquí. Andrés León y el empresario textil Marcelo Zalaquett son los  representantes de la firma.

WeWork se instalaó en un edificio en Nueva Manquehue, frente a la estación de metro del mismo nombre en Las Condes, y cuenta con capacidad para 2.100 miembros, quienes tendrán acceso a servicios que van desde salas de reuniones, hasta internet de alta velocidad, café y sala de videojuegos. Todo, por un valor mensual que parte en los 165 mil pesos.

Chile es el sexto país de América Latina en dar la bienvenida a  WeWork, sumándose a una comunidad que alberga a más de 256.000 miembros en 274 edificios de 73 ciudades alrededor del mundo. La tercera StartUp más grande del mundo ya tiene las primeras tres plantas vendidas y en octubre estará  operando al 100%.