Al interior de las grandes cadenas de farmacias y supermercados ya están de lleno en lo que será la estrategia de ventas del próximo año. Como las cosas no se ven nada bien y los coletazos de la crisis ya se han hecho sentir en algunas de ellas, la solución, o al menos la aspirina […]

  • 26 noviembre, 2008

Al interior de las grandes cadenas de farmacias y supermercados ya están de lleno en lo que será la estrategia de ventas del próximo año. Como las cosas no se ven nada bien y los coletazos de la crisis ya se han hecho sentir en algunas de ellas, la solución, o al menos la aspirina para el dolor de cabeza que se viene por la contracción de las ventas, llegará de la mano de las temidas guerras de precios. “Es lo único con lo cual podremos frenar la caída en las ventas, yo diría que es el mayor cambio en la estrategia que se viene para el próximo año”, comentó a Capital un alto ejecutivo de una cadena de farmacias.

Pero al parecer este sector no es el único que está pensando en el mecanismo. Los supermercados estarían haciendo lo suyo, ya que comentan que para mantener el ritmo de ventas no bastará con las marcas propias, sino que la competencia irá también a través de una estrategia de bajos precios.