La casa sueca acaba de estrenar en Chile, su sedán mediano, una verdader leyenda en el competitivo mundo de los 4 puertas premium, que se reinventa completamente para explorar el futuro y el compromiso de su marca con el futuro de la seguridad y la relación con los usuarios de los autos.

  • 26 julio, 2019

Se trata de un segmento ultra competitivo el de los sedanes medianos premium, lleno de modelos sofisticos, muy bien equipados y muy atractivos, es difícil marcar las diferencias, pero el nuevo Volvo S60 lo logra del todo, no solo por ser un modelo atractivo, potente y con un equipamiento como pocos, sino que también porque es el resultado del compromiso de la marca con la seguridad, enfocada tanto desde un vista social como profundamente tecnológico.

“Estamos celebrando la llegada del totalmente renovado Volvo S60, sedán deportivo que se ha transformado en uno de los autos más reconocidos de la marca”, comentó Marcelo Haristoy, Gerente General de Volvo Cars Chile. “Este nuevo modelo cuenta con un diseño exterior e interior totalmente renovado, pero también incorpora todo el equipamiento desarrollado por Volvo en torno a la seguridad y la asistencia en conducción, transformándose en una de las mejores alternativas de su segmento”.

“Follow No One” es el moto de su campaña de lanzamiento que resume muy bien que este elegante sedán es la última depuración del espíritu de Volvo volcado a la seguridad, con una serie de equipamiento tecnológico de última generación que roza el manejo autónomo (con su Pilot Assist), y que explora el confort de los usuarios a nuevos niveles, agregando un sistema de interfase Sensus con su sistema de infoentretenimiento, capaz de hablar con sus usuarios y aprender de él.

El diseño es dinámico y minimalista, muy en línea con la prestigiosa escuela de diseño sueca, ofrece rasgos del S90 en un tamaño más compacto, lo que suma en deportividad. Su interior es también minimo, pero muy elegante, dominado por una gran pantalla central que controla todos los parámetros del auto y sus sistemas. Texturas en aluminio y cuerto, ofrecen una experiencia premium total.

Todas las variantes del nuevo S60 equipan SIPS (Side Impact Protection System) para impactos laterales, el sistema WHIPS, que protege el cuello y la parte superior con un apoyacabezas que funciona junto a su asientos inteligentes, que ofrece un apoyo máximo en caso de colisión, previniendo lesiones.

Suma en seguridad, el City Safety que agrupa todas las funciones de autofrenado; sistema BLIS con asistencia en la dirección; Oncoming Lane Mitigation, asistencia que detecta auto en contra y devuelve el auto al camino; Control Crucero Adaptativo; Pilot Assist, conjunto de tecnologías de asistencia a la conducción; y Run Off Road Mitigation, desarrollo que evita que el auto abandone la carretera accidentalmente. Todo bajo la promesa de Volvo 2020 de que nadie muera o se lesione gravemente en un Volvo a partir del próximo año.

El Volvo S60 llega a Chile con tres motores diferentes para cinco versiones. El primer motor es un T4, de dos litros turbo de 190 caballos. El T5 también es un motor de dos litros turbo, pero que desarrolla 254 caballos de fuerza. El tope de gama es el T8 Twin Engine Plug In Hybrid. Con dos motores, uno a gasolina y otro eléctrico, ofrece nada menos que potencia de superdeportivo con 402 caballos de poder. La marca pretende comercializar un total de 160 unidades del nuevo Volvo S60 de aquí a lo que resta del año. El nuevo S60 de Volvo estará disponible desde los $23.990.000 para la versión T4 Momentum, hasta los $44.990.000 para la versión híbrida T8 R-Design.