Según la Encuesta de Costo de Vida, elaborada todos los años por Mercer, la capital pasó del lugar 79 al 134. La baja se explica principalmente por la devaluación del peso chileno frete al dólar. Hong Kong, una vez más, ocupa el primer lugar.

  • 9 junio, 2020

La exportación de productos chilenos, como el vino y la inversión extranjera podría verse favorecida, según explica Agustina Bellido, líder de la carrera de Mercer, luego de darse a conocer los resultados de la vigésima sexta edición de la Encuesta de Costo de vida, en la cual Chile retrocedió 55 puestos con respecto al año pasado. El estudio revela anualmente el precio comparativo de más de 200 artículos en base a factores como la inflación en los costos de bienes y servicios, la volatilidad de los precios de alojamiento y las fluctuaciones monetarias. Uno de sus objetivos es asesorar a las compañías multinacionales a determinar estrategias de compensación para sus empleados expatriados: saber el sueldo que deberá recibir uno de sus trabajadores al momento de irse a vivir a otra ciudad. “Si una empresa ve que, en Chile, que es un país estable y más barato hay oportunidades de negocio, las empresas traerán trabajadores”, dice Bellido.

De acuerdo con la encuesta de 2020, Hong Kong encabeza -una vez más- la lista de las ciudades más caras para expatriados, seguida por Asjabad y Tokio. Santiago, en tanto, se ubica en el número 134.

Según Billedo, en comparación a la encuesta realizada el año pasado, los cambios han sido sustanciales debido al contexto internacional “Lo normal es que las ciudades avancen o retrocedan 2 o 3 puestos, pero al usar el dólar como referente, en este contexto tenemos diferencias más grandes”, dice.

Si comparamos la encuesta realizada en 2019 con la de este año, la capital del país tuvo una diferencia del 26% entre ambos periodos. El año pasado Santiago se ubicó en la posición 79 y este año en la 134 compartiendo el puesto con Pointe a Pitre de Guadalupe y Aberdeen de Reino Unido. Además, en comparación con las ciudades de la región, Santiago ocupa el cuarto puesto, siendo las más caras Montevideo, Lima y Sao Paulo respectivamente.

Bellido explica que la baja se debe principalmente a la devaluación del peso chileno entre el mismo periodo del 2019 y el actual en comparación al dólar americano. “Con indicadores de inflación que no han acompañado esta devaluación, Santiago se hace más barato. Puedes comprar más que antes con la misma cantidad de dólares”, agrega.

Bellido asegura que el tener un costo de vida más barato puede favorecer a la inversión extranjera y también a la exportación “Es más barato tu producto, el vino, los berries, entonces desde afuera prefieren comprarle a Chile”, dice, aunque advierte que la importación se vuelve más cara y que el precio de autos y electrodomésticos aumentan.

“Si una empresa decide mandar a alguien a Hong Kong, que es el primero en la lista, su sueldo tiene que ser mucho mayor, haciéndolo menos atractivo. El costo de vida es un criterio que se toma muy en cuenta por las multinacionales”, finaliza.