Un estudio de la Universidad de Sydney, publicado en el “New England Journal of Medicine“, arrojó que luego de un año de uso [tweetable]el tratamiento con nicotinamida, una forma de vitamina B3, reduce el riesgo de cáncer de piel no melanoma en pacientes de alto riesgo[/tweetable]. “Es la primera evidencia clara de que podemos reducir los tumores […]

  • 22 octubre, 2015

cancer

Un estudio de la Universidad de Sydney, publicado en el “New England Journal of Medicine“, arrojó que luego de un año de uso [tweetable]el tratamiento con nicotinamida, una forma de vitamina B3, reduce el riesgo de cáncer de piel no melanoma en pacientes de alto riesgo[/tweetable].

“Es la primera evidencia clara de que podemos reducir los tumores de piel usando una simple vitamina”, explicó Diona Damian, investigadora de la Universidad de Sydney y del Royal Prince Alfred Hospital.

La nicotinamida es un suplemento de vitamina B3. Es seguro, asequible y está disponible sin receta en la mayoría de los países y se suele utilizar en fórmulas destinadas al tratamiento del acné vulgar y otras afecciones inflamatorias de la piel.

Los resultados tienen el potencial de disminuir la carga de salud y el coste económico de la de cáncer de piel, la forma común de cáncer en la mayoría de las poblaciones de piel clara en todo el mundo. Sin embargo, los investigadores recomiendan seguir utilizando protectores solares y hacer chequeos médicos con regularidad, ya que a pesar de las campañas, la incidencia de cáncer de piel sigue aumentando en todo el mundo. En Australia, lugar del estudio, el cáncer de piel no melanoma afecta a más de la mitad de la población.

Los investigadores advierten que su estudio no fue diseñado para analizar si la nicotinamida podría beneficiar a las personas de la población general que no han tenido cáncer de piel o si podría ser eficaz en la reducción de melanoma, por lo que hasta que no se investigue, recomiendan que no se use en estos casos.

Revise el artículo completo en ABC.es