Hay una analogía muy específica entre Biff Tannen, el malo de la saga Volver al Futuro, y una figura política que ha dado que hablar últimamente en Estados Unidos. Sí, nos referimos a Donald Trump.  La pregunta es evidente. [tweetable]¿Estaba el autor de Volver al Futuro II pensando lo que todos creemos? [/tweetable] “Por supuesto que […]

  • 22 octubre, 2015

Trump-Tannen

Hay una analogía muy específica entre Biff Tannen, el malo de la saga Volver al Futuro, y una figura política que ha dado que hablar últimamente en Estados Unidos. Sí, nos referimos a Donald Trump. 

La pregunta es evidente. [tweetable]¿Estaba el autor de Volver al Futuro II pensando lo que todos creemos? [/tweetable]

“Por supuesto que lo pensamos cuando hicimos la película”, dijo el autor, Bob Gale.

En la película Biff utiliza los beneficios de su casino de 27 pisos (por cierto, el Trump Plaza Hotel, terminada en 1984, tiene 37 plantas) para ayudar a sacudir el Partido Republicano y asumir el poder político, ayudando a transformar a Hill Valley, California, en un lugar sin ley, donde reina el vandalismo y se anula la disidencia. Biff anima a todos los ciudadanos a que lo llamen “el más grande héroe popular vivo de América.”

“Sí”, dice Gale. “Eso es lo que estábamos pensando.”

Por supuesto, en Volver al Futuro II, Marty McFly y Doc Brown arreglaban todo en el último momento y lograban que Biff Tannen pagara por sus acciones. ¿Ocurrirá lo mismo con Trump?

Revise el artículo original en TheDailyBeast.