Este auto se maneja sólo; la ruta se programa mediante una aplicación de iPad. De esta forma el auto conoce el camino a seguir y, además, tiene sensores que lo hacen capaz de leer lo que se encuentra a sus alrededores, permitiéndole incluso detenerse frente a un paso peatonal. Para acceder al artículo completo entra […]

  • 15 febrero, 2013

Este auto se maneja sólo; la ruta se programa mediante una aplicación de iPad. De esta forma el auto conoce el camino a seguir y, además, tiene sensores que lo hacen capaz de leer lo que se encuentra a sus alrededores, permitiéndole incluso detenerse frente a un paso peatonal.

Para acceder al artículo completo entra a The Guardian.

A continuación, el video de este auto: