Por años, el fundo “El Cardonal” atrajo las miradas de los vecinos de Santo Domingo. Más de 1.100 hectáreas, con 2,1 kilómetros de orilla de mar y playa en toda su extensión que colinda con Las Brisas de Santo Domingo por el sur y Santa María del Mar por el norte. Un paño “único” en […]

  • 11 julio, 2014

Fundo Anacleto Angelini

Por años, el fundo “El Cardonal” atrajo las miradas de los vecinos de Santo Domingo. Más de 1.100 hectáreas, con 2,1 kilómetros de orilla de mar y playa en toda su extensión que colinda con Las Brisas de Santo Domingo por el sur y Santa María del Mar por el norte. Un paño “único” en el litoral central por su extensión, según indica el brochure de P&G Larraín.

Lo que pocos sabían es que la propiedad en cuestión era ni más ni menos que el fundo personal del fallecido empresario Anacleto Angelini y que incluía su casa, avaluada en 3 millones de dólares, con 30 mil metros cuadrados de jardín diseñados por Juan Grimm y otras 6 casas para ejecutivos. Antes de su venta, María Noseda, la viuda del empresario, lo había donado a la fundación “Careno”, que creó para gestionar su patrimonio cuando no esté.

Hubo muchos interesados en el paño, entre ellos los empresarios Eduardo Fernández León (creador de Las Brisas) y Carlos González (Agrícola Los Lilenes). Finalmente, un fondo de inversiones norteamericano –cuyo nombre se maneja en estricta reserva– se adjudicó el fundo tras desembolsar 28 millones de dólares. Según los entendidos, el precio más alto que se ha pagado en Chile por un campo.