La semana pasada, Apple reconoció que las actualizaciones de su sistema operativo lanzadas desde “el año pasado” para el iPhone 6, iPhone 6s, iPhone SE y iPhone 7 incluyen una función para “resolver” el suministro de energía de baterías que están frías, son viejas o tienen una carga baja, reduciendo la velocidad de dichos dispositivos. […]

  • 28 diciembre, 2017

La semana pasada, Apple reconoció que las actualizaciones de su sistema operativo lanzadas desde “el año pasado” para el iPhone 6, iPhone 6s, iPhone SE y iPhone 7 incluyen una función para “resolver” el suministro de energía de baterías que están frías, son viejas o tienen una carga baja, reduciendo la velocidad de dichos dispositivos.

Debido a esto, muchos usuarios de iPhone han presentado demandas en distintos tribunales en EEUU, entre los que se encuentran los Estados de California, Nueva York e Illinois, las cuales buscan acción colectiva para representar potencialmente a millones de propietarios de iPhone en todo el país. El diario Haaretz informa de un caso similar en un tribunal de Israel.

Una de las demandas sostiene que la incapacidad de las baterías para soportar la velocidad del procesador es un “defecto” que Apple decidió enmascarar de esta forma, en lugar de repararlo enviando gratuitamente a los usuarios nuevas baterías.

Uno de los argumentos de los demandantes es que, al ralentizarse el iPhone sin causa aparente, se obligó a muchos a comprar un dispositivo nuevo, cuando la verdadera causa podría ser un problema de la batería, que se podría solucionar reemplazando tan solo este elemento, lo que supondría un coste mucho más bajo.