Mientras no haya un contrato que dé su venta por oleada y sacramentada, en Unimarc continúan con sus planes propios. Y el próximo gran paso de la cadena de supermercados de Francisco Javier Errázuriz es nada menos que un rejuvenecimiento de pies a cabeza, con una nueva imagen corporativa, nuevos agentes y renovadas salas de […]

  • 13 julio, 2007

Mientras no haya un contrato que dé su venta por oleada y sacramentada, en Unimarc continúan con sus planes propios. Y el próximo gran paso de la cadena de supermercados de Francisco Javier Errázuriz es nada menos que un rejuvenecimiento de pies a cabeza, con una nueva imagen corporativa, nuevos agentes y renovadas salas de venta. El plan comienza con el local ubicado frente al centro comercial Lo Castillo, en Vitacura, el que ya lleva un par de semanas albergando solo a obreros que trabajan apurados para que todo esté listo en solo unos días. Así, el estreno será con bombos y platillos. Después vendrá la refacción de los otros 40 locales de la cadena a lo largo del país.