Como era de esperar, el pacto por omisión entre la Democracia Cristiana y el Partido Comunista está generando más de un dolor de cabeza a la directiva falangista. En comunas relevantes –como Valparaíso y Estación Central–, el respaldo a los postulantes del PC tiene por las cuerdas a emblemáticos rostros DC. Así, independiente de los […]

  • 1 octubre, 2008

Como era de esperar, el pacto por omisión entre la Democracia Cristiana y el Partido Comunista está generando más de un dolor de cabeza a la directiva falangista. En comunas relevantes –como Valparaíso y Estación Central–, el respaldo a los postulantes del PC tiene por las cuerdas a emblemáticos rostros DC. Así, independiente de los principios políticos o de las diferencias ideológicas, el actual edil del puerto, Aldo Cornejo, no tiene problemas en reconocer sus reuniones con la directiva comunista y calificar de “miopes” a sus correligionarios que se oponen al pacto. Cornejo cree que la DC debiera omitirse en Estación Central (“Juntos Podemos tiene el legítimo derecho a pretender gobernar una comuna importante de Santiago”, explicó a La Segunda). El presidente del PC y proclamado aspirante a La Moneda, Guillermo Teillier, advierte a sus interlocutores que no quiere escuchar “lamentos” después de las elecciones por no abrirse a nuevas omisiones.

Detrás de todas estas declaraciones, queda claro, no hay más que cálculos electorales. Es la política sin ideología ni trasfondo. La misma que tiene a nuestras calles, plazas y caminos tapizados de carteles con rostros de candidatos que evitan a toda costa aparecer identificados con algún partido o expresión política.

Pero en aquellas comunas donde los militantes DC no tienen más alternativa que un candidato comunista, la falta de identificación no ha disminuido el problema. Después de todo, muchos de esos electores han captado el mensaje de destacadas figuras de la falange que, molestas con la decisión de la directiva, han llamado derechamente a no votar por los comunistas. Y lo que más lamentan es que ninguno de los pre candidatos presidenciales del partido ha declarado su oposición al pacto. ¿A tanto llega el temor a enemistarse con el voto de izquierda?, se preguntan.