Las plantas de café podrían ser la próxima víctima del calentamiento global, según un estudio publicado por Science Advances

  • 24 enero, 2019

¿Imagina una mañana sin café?. Una de las bebidas más consumidas en el mundo podría desaparecer de algunos mercados, si el calentamiento global no se detiene. Una investigación publicada en la revista Science Advances reveló que el 60% de las especies de café silvestre del mundo están en peligro de extinción por culpa del cambio climático, la deforestación y el aumento de plagas.

El estudio alerta que el calentamiento global podría poner en riesgo las áreas donde se siembra el café, dañando no sólo a los productores del grano, sino que sobre todo a importantes porcentajes de la población mundial, dada la importancia de este cultivo para las economías de numerosos países. Desde Brasil y Colombia, hasta Etiopía, Kenia y Vietnam, unas 100 millones de personas dependen de ese cultivo.

“Las especies de café silvestres (124) son fundamentales para el desarrollo del cultivo de café y, por lo tanto, para la sostenibilidad de la producción mundial de café…Encontramos que al menos el 60% de todas las especies de café están en peligro de extinción…Las medidas de conservación existentes son inadecuadas” son algunas de las conclusiones del estudio.

La planta de café arábica silvestre, el grano más comercial y popular es considerada una especie en riesgo de desaparecer. De hecho ya está en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

En 2016, el del Instituto de Tecnología de Massachusetts afirmó que en 2050 será casi imposible producir café arábica en algunos países, a no ser que los cultivos se trasladen a zonas menos calientes y más altas.