Entre el 29 y el 31 de octubre se efectuará en El Salvador la XVIII Cumbre Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno. El tema que congregará en esta oportunidad a los líderes de la región será “juventud y desarrollo”, un asunto lo suficientemente amplio como para incluir aspectos sobre los cuales el […]

  • 15 septiembre, 2008

Entre el 29 y el 31 de octubre se efectuará en El Salvador la XVIII Cumbre Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno. El tema que congregará en esta oportunidad a los líderes de la región será “juventud y desarrollo”, un asunto lo suficientemente amplio como para incluir aspectos sobre los cuales el consenso surge de forma casi natural (como la importancia del acceso a la educación) y otros más conflictivos, como los ligados a cuestiones valóricas.

Un anticipo de lo que viene se conoció a comienzos de julio tras la reunión sostenida en Asturias por los coordinadores del encuentro. Según los organizadores, allí se logró avanzar en un bosquejo preliminar de lo que conlleva la Declaración de San Salvador, que incluirá principios, valores, fundamentos, métodos y los diferentes temas que interesan a los países participantes del conclave. En materia de sexualidad, por ejemplo, plantea la necesidad de involucrar a la educación en el uso de métodos anticonceptivos y sostiene que “los programas de abstinencia no están funcionando y por lo tanto deberían de dejar de aplicarse”.

Quienes han seguido más de cerca las discusiones dicen que hay otros planteamientos, como el rol de la familia o de las creencias religiosas, que también generarán más de una controversia.