Se viene fin de año y, simultáneamente, el clásico estrés por los regalos corporativos para clientes, proveedores y trabajadores. La corporación de beneficencia María Ayuda ofrece una alternativa simple y original de saludos que, además, generan una mayor recordación en quienes los reciben. Se trata de tarjetas de Navidad adaptadas a las necesidades de cada […]

  • 15 octubre, 2008

Se viene fin de año y, simultáneamente, el clásico estrés por los regalos corporativos para clientes, proveedores y trabajadores. La corporación de beneficencia María Ayuda ofrece una alternativa simple y original de saludos que, además, generan una mayor recordación en quienes los reciben. Se trata de tarjetas de Navidad adaptadas a las necesidades de cada empresa, con logo y texto personalizado. Cada tarjeta implica una donación a los niños y niñas víctimas de maltrato, abuso y abandono. También está la alternativa de las velas, que representan una cena de Navidad para una familia de María Ayuda. Así, sus cercanos reciben un regalo con sentido y el mensaje de que su empresa está comprometida con la comunidad.

Más información y contacto, en www.mariaayuda.cl o en el 32 80 154.