Aldo Lema, economista del Banco Security y miembro del consejo Asesor Fiscal de Chile, pasó un mes en Rusia acompañando a la selección uruguaya. El registro día a día de su viaje en Instagram intercala la emoción del fan futbolero con el analista social. Aquí, algunas postales de su viaje.

  • 19 julio, 2018
Foto: Aldo Lema

aldo_lema Día -1: Allá vamos! #Rusia2018

Hace más de un año que estaba planeando el viaje. Sumó a un compañero de juventud, quien hoy está a cargo de un conglomerado de medios de su ciudad de origen, San José (al suroeste de Uruguay) y empezó la tarea de armar un puzle de traslados y hoteles que le permitió no solo ver a su equipo terminar en quinto lugar del Mundial y cantar a todo pulmón: “Hay algo que sigue vivo, nos renueva la ilusión en el último suspiroooo… Ay Celeste regálame un sol”, sino que también viajar más de 12.000 km por Rusia, sumando trayectos en el Transiberiano. “Hay que hacer Rusia en tren”, recomienda. Fueron intensas semanas, en las que recorría más de 20 kilómetros diarios, en los que disfrutó no solo del fútbol, sino en los que también pudo aplaudir el musical Anna Karenina y conversar largo con Oleg Pavlov, un siberiano tan hincha de Uruguay como él, que sigue a la Celeste desde 2002.

aldo_lema Día 4: domingo de misa en la Iglesia Ortodoxa Rusa #IglesiaSobreLaSangre #Ekaterimburgo #Rusia2018

Estaba devolviendo un auto arrendado y le preguntó al dueño del local dónde podía ir a misa. El ruso lo volvió a subir al auto y lo llevó personalmente a la iglesia ortodoxa que se construyó en Ekaterimburgo, en el lugar en que asesinaron al zar Nicolás II y su familia en 1918. “Es un lugar impresionante, por la carga emocional que tiene. Me sorprendió en esa ocasión y en otras durante el viaje, la pluralidad y apertura de las religiones en Rusia. Un renacer de la espiritualidad que se basa en dejar espacio para todas las creencias”. Cuenta que varias veces, al caminar junto a mezquitas musulmanas, fue invitado por los propios feligreses a pasar una experiencia que no había tenido en otros países.

aldo_lemaDía 17: Messi y Cristiano Ronaldo afuera de #Rusia2018; Uruguay entre los 8 mejores!!!! Qué alegría más grande por favor!!!!!

El triunfo de Uruguay frente a Portugal en octavos de final entusiasmó a Lema. El economista conoce bien al equipo uruguayo, sobre todo a su entrenador, Óscar Tabárez, a quien sigue desde años. De hecho, él fue una de sus razones para pasarse un mes en Rusia. “Su estilo de liderazgo refleja la idiosincrasia urugaya. El triunfo con humildad y las derrotas con dignidad. Sin euforia ni depresión. Tabárez no duda cuando tiene que sacar a un jugador que tiene un comportamiento inadecuado, entonces, es un ejemplo para la juventud”, dice.

aldo_lema “Moscú es la cabeza, San Petersburgo el corazón y Nizhny Novgorod la billetera” solía decirse #Rusia2018 #Día21

No solo el fútbol fascinó a Lema durante su periplo por Rusia. También su gente e idiosincrasia. Para él, la popularidad del presidente Vladimir Putin se debe a que existe “un cierto orgullo nacionalista”. El ambiente, describe Lema, “puede haber estado algo exacerbado por el ambiente mundialero y el éxito en otros eventos deportivos recientes, pero se sentía ese orgullo por lo logrado”.
“El concepto de heterogeneidad –resume – “es lo que creo define a Rusia hoy, ya que conviven la modernidad de ciudades turísticas, un mundo rural con resabios de feudal y herencias soviéticas. Kazan es un ejemplo claro de cómo esta heterogeneidad se vive en una misma ciudad, multiétnica, multicultural, multireligiosa”.

Y si de resabios soviéticos se trata, Lema recomienda el metro de Moscú, al que propone dedicar al menos un día para parar en cada una de las estaciones emblemáticas con calma.

aldo_lemaDía 26: Aeropuerto Domodedovo de Moscú: spasiva!!!!

La palabra gracias fue la que más le sirvió, cuenta Lema. Recuerda varias veces que la usaba no para agradecer, sino que para establecer contacto con los rusos, que agradecían el esfuerzo por comunicarse en su lengua. Hasta logró comprar verduras en un mercado en Rostov del Don.