Durante una reciente conferencia en la escuela de negocios Stanford Graduate School of Business, Chamath Palihapitiya, quien fue vicepresidente responsable del crecimiento de usuarios entre 2005 y 2011 en Facebook, aseguraba que la red social está dañando irreversiblemente el tejido de la sociedad en la que vivimos. “Creo que hemos creado una herramienta que está […]

  • 12 diciembre, 2017

Durante una reciente conferencia en la escuela de negocios Stanford Graduate School of Business, Chamath Palihapitiya, quien fue vicepresidente responsable del crecimiento de usuarios entre 2005 y 2011 en Facebook, aseguraba que la red social está dañando irreversiblemente el tejido de la sociedad en la que vivimos.

“Creo que hemos creado una herramienta que está destrozando el tejido que hace que la sociedad funcione. Las redes sociales crean un bucle de validación por el que las personas reciben una pequeña recompensa cuando alguien le da a me gusta o comenta una publicación, o una foto. Estos bucles de recompensa están destruyendo la sociedad. No hay discrepancia social, ni auténtica cooperación. Solo desinformación y mentiras. Y no se trata de un problema exclusivo de Estados Unidos o de noticias manipuladas por Rusia. Esto es un problema global”, afirmó.

“No puedo evitar sentirme terriblemente culpable. Creo que todos los que trabajamos en el proyecto nos sentimos así aunque lo negáramos o nos dijéramos que era por una buena causa. Eso nos ha llevado a la situación actual. En mi opinión, (Facebook) está erosionando los mismos cimientos de las relaciones entre personas, y no hay una solución buena. Mi único consejo es que no uses esa herramienta nunca. Yo no lo hago desde hace años”.

“La gente no se da cuenta, pero sus comportamientos están siendo programados. Y eso no fue algo intencionado. Pero de la misma forma, uno puede elegir cuando dejar [las redes sociales] de lado.”

Finalmente, Palihapitiya cree que Facebook, como compañía, no tiene malas intenciones. Pero como ya está fuera de ello, prefiere enfocarse en cosas que tengan un mayor sentido para el mundo, como investigar en enfermedades, el cambio climático o la educación.