El presidente estadounidense visitará el Reino Unido el jueves, y ya hay protestas convocadas en su contra.

  • 10 julio, 2018

Donald Trump  se embarcó esta mañana rumbo a Europa para una gira que lo llevará a una cumbre de la OTAN, al Reino Unido y, el próximo lunes, a Helsinki, donde se reunirá con su par ruso, Vladimir Putin, con cuyo país hay relaciones tensas por varios meses.

Su llegada a suelo británico ocurre en momentos en que May enfrenta una rebelión en su partido por sus decisiones en torno al Brexit, que incluso llevaron a la salida de dos de sus principales ministros, entre ellos el excanciller Boris Johnson.

En ese contexto, el presidente de EEUU dijo a periodistas que el Reino Unido está “con algo de problemas” y que su reunión con Putin “será la parte más fácil del viaje”.

También se refirió a la salida de Johnson, quien, según analistas, podría estar intentando llegar al cargo de May. “Es amigo mío. Ha sido muy amable conmigo. Me ha dado mucho apoyo. Y quizás hablaré con él cuando llegue allá”.

Cuestionado sobre si cree que la premier británica sobrevivirá a la crisis política, señaló: “Depende de la gente. Me llevo muy bien con ella, tenemos una buena relación”.