Ahora que las primarias estadounidenses suben de temperatura no está de más recordar la afición de los norteamericanos por los filmes de elecciones:     EL CANDIDATO (1972). Robert Redford es un aspirante a senador por California que, a fuerza de carisma y buena publicidad, apunta a desbancar a una vaca sagrada de los […]

  • 4 abril, 2008

 

Ahora que las primarias estadounidenses suben de temperatura no está de más recordar la afición de los norteamericanos por los filmes de elecciones:

 

 

EL CANDIDATO (1972). Robert Redford es un aspirante a senador por California que, a fuerza de carisma y buena publicidad, apunta a desbancar a una vaca sagrada de los demócratas. ¿Les recuerda a alguien?

 

 

EL CIUDADANO BOB ROBERTS (1992). Un cantautor (Tim Robbins) se lanza al ruedo de los presidenciables escudando su extremismo dentro de un discurso de derecha. Las canciones son pésimas, pero los medios le prestan atención.

 

 

BULWORTH (1998). Warren Beatty sublimó sus aspiraciones políticas en la amarga sátira de un candidato que, por pura frustración, vincula su campaña al hip hop. Y, milagro, comienza a irle bien…