Este proyecto está comenzando a tomar velocidad. La misma que tendrá el tren cuando opere y una a Chile y Argentina cruzando la cordillera de los Andes a través de un túnel subterráneo de 52 kilómetros que formará parte de la red de más de 200 kilómetros que unirá a Mendoza con Los Andes y que es el puntapié inicial de un proyecto que busca integrar los puertos de Valparaíso y Buenos Aires y, de ahí, interconectar con Uruguay y el sur de Brasil. El corredor bioceánico Aconcagua ha tenido varias novedades en el último mes, partiendo por la constitución de la sociedad que desarrollará el proyecto cuando se licite, lo que se espera para el segundo semestre de este año. Nos contaron que a las cinco empresas que formaron la nueva compañía: Corporación América (61%), Empresas Navieras (15%), Mitsubishi Corp (10%), Contreras Hermanos (10%) y Geodata (3%), se podrían sumar otras en el corto plazo, pues se está negociando la llegada de tres compañías, entre chilenas y extranjeras, a las que Corporación América cedería parte de la propiedad. Recordemos que la inversión estimada para este proyecto supera los 3.000 millones de dólares y su construcción podría tardar unos ocho años. Pero para que se llegue a eso todavía hay camino por avanzar; principalmente, en torno a distintos estudios en los que se encuentran trabajando para acelerar el compromiso de los gobiernos por licitar el proyecto, declarado de interés público hace tres años. En eso ha habido de todo, como la reunión que sostuvieron la semana pasada José Manuel Urenda, vicepresidente de Empresas Navieras, con el presidente de Corporación América, Eduardo Eurnekián, en Buenos Aires. A eso se sumó un encuentro en Santiago, en el que el consorcio expuso distintos avances al ente binacional que está a cargo del proceso. Como se ve, por movimientos no se quedan.

  • 24 marzo, 2011

Este proyecto está comenzando a tomar velocidad. La misma que tendrá el tren cuando opere y una a Chile y Argentina cruzando la cordillera de los Andes a través de un túnel subterráneo de 52 kilómetros que formará parte de la red de más de 200 kilómetros que unirá a Mendoza con Los Andes y que es el puntapié inicial de un proyecto que busca integrar los puertos de Valparaíso y Buenos Aires y, de ahí, interconectar con Uruguay y el sur de Brasil. El corredor bioceánico Aconcagua ha tenido varias novedades en el último mes, partiendo por la constitución de la sociedad que desarrollará el proyecto cuando se licite, lo que se espera para el segundo semestre de este año. Nos contaron que a las cinco empresas que formaron la nueva compañía: Corporación América (61%), Empresas Navieras (15%), Mitsubishi Corp (10%), Contreras Hermanos (10%) y Geodata (3%), se podrían sumar otras en el corto plazo, pues se está negociando la llegada de tres compañías, entre chilenas y extranjeras, a las que Corporación América cedería parte de la propiedad. Recordemos que la inversión estimada para este proyecto supera los 3.000 millones de dólares y su construcción podría tardar unos ocho años. Pero para que se llegue a eso todavía hay camino por avanzar; principalmente, en torno a distintos estudios en los que se encuentran trabajando para acelerar el compromiso de los gobiernos por licitar el proyecto, declarado de interés público hace tres años. En eso ha habido de todo, como la reunión que sostuvieron la semana pasada José Manuel Urenda, vicepresidente de Empresas Navieras, con el presidente de Corporación América, Eduardo Eurnekián, en Buenos Aires. A eso se sumó un encuentro en Santiago, en el que el consorcio expuso distintos avances al ente binacional que está a cargo del proceso. Como se ve, por movimientos no se quedan.

Este proyecto está comenzando a tomar velocidad. La misma que tendrá el tren cuando opere y una a Chile y Argentina cruzando la cordillera de los Andes a través de un túnel subterráneo de 52 kilómetros que formará parte de la red de más de 200 kilómetros que unirá a Mendoza con Los Andes y que es el puntapié inicial de un proyecto que busca integrar los puertos de Valparaíso y Buenos Aires y, de ahí, interconectar con Uruguay y el sur de Brasil. El corredor bioceánico Aconcagua ha tenido varias novedades en el último mes, partiendo por la constitución de la sociedad que desarrollará el proyecto cuando se licite, lo que se espera para el segundo semestre de este año.

Nos contaron que a las cinco empresas que formaron la nueva compañía: Corporación América (61%), Empresas Navieras (15%), Mitsubishi Corp (10%), Contreras Hermanos (10%) y Geodata (3%), se podrían sumar otras en el corto plazo, pues se está negociando la llegada de tres compañías, entre chilenas y extranjeras, a las que Corporación América cedería parte de la propiedad. Recordemos que la inversión estimada para este proyecto supera los 3.000 millones de dólares y su construcción podría tardar unos ocho años.

Pero para que se llegue a eso todavía hay camino por avanzar; principalmente, en torno a distintos estudios en los que se encuentran trabajando para acelerar el compromiso de los gobiernos por licitar el proyecto, declarado de interés público hace tres años. En eso ha habido de todo, como la reunión que sostuvieron la semana pasada José Manuel Urenda, vicepresidente de Empresas Navieras, con el presidente de Corporación América, Eduardo Eurnekián, en Buenos Aires. A eso se sumó un encuentro en Santiago, en el que el consorcio expuso distintos avances al ente binacional que está a cargo del proceso. Como se ve, por movimientos no se quedan.