Los más de 13.000 millones de pesos en utilidades que regis¬traron a junio del año pasado al menos seis de las empresas que operan troncales y alimentadores del Tran¬santiago, generaron más de un dolor de cabeza para el ministro de Transportes, René Cortázar. Recortes de diario en mano, en su oportunidad los parla¬mentarios enfrentaron a […]

  • 20 agosto, 2008

Los más de 13.000 millones de pesos en utilidades que regis¬traron a junio del año pasado al menos seis de las empresas que operan troncales y alimentadores del Tran¬santiago, generaron más de un dolor de cabeza para el ministro de Transportes, René Cortázar. Recortes de diario en mano, en su oportunidad los parla¬mentarios enfrentaron a la autoridad, criticando que se pidieran recur¬sos adicionales cuando algunos operadores se estaban echando dinero al bolsillo. Con su habitual tranquilidad, Cortázar debió explicar entonces que se trataba de ingresos no opera¬cionales, beneficiados en buena medida por la corrección monetaria.

Ahora, en cambio, la situación es radi¬calmente distinta. Las mismas seis sociedades acumulan una pérdida al primer semestre superior a los 3.300 millones de pesos. Sólo Express de Santiago Uno anota utilidades (por 2.622 millones) y es la única empresa con capital de trabajo positivo (unos 17.000 millones). Y respecto a la rentabilidad del AFT, que supera el 60% sobre patrimo¬nio, tampoco hay que sacar cuentas alegres: se trata del efecto de recursos que debió traspasar Sonda.