Dentro de varias marcas con cierta tradición existen modelos señeros que marcaron tendencia. Estos revolucionaron su nicho y, a la larga, se convirtieron en mucho más que un simple modelo, para pasar a la exclusiva categoría de clásicos, uno de ellos en el Toyota Land Cruiser. El severo todoterrenos acaba de superar los 10 millones […]

  • 27 septiembre, 2019

Dentro de varias marcas con cierta tradición existen modelos señeros que marcaron tendencia. Estos revolucionaron su nicho y, a la larga, se convirtieron en mucho más que un simple modelo, para pasar a la exclusiva categoría de clásicos, uno de ellos en el Toyota Land Cruiser. El severo todoterrenos acaba de superar los 10 millones de unidades vendidas desde su lanzamiento original en 1951.

Se trata de un modelo casi mítico, que cuenta con fanáticos, clubes de aficionados y millones de kilómetros de aventuras. Nacido como la respuesta nipona al venerable Jeep Willis. Introducido en la Segunda Guerra Mundial, el Land Cruiser se hizo fama como un muy competente todoterrenos, reconocido por su robustez y fiabilidad.

Según la base de datos de Toyota, la unidad número 10 millones se comercializó el 31 de agosto de 2019 y sigue sumando. Hoy es el modelo de la marca japonesa que lleva más tiempo en la oferta.

Lanzado originalmente el 1 de agosto de 1951, con el nombre de Toyota Jeep BJ, su producción se ha mantenido durante nada menos que 68 años. Su nombre actual lo adquiere en 1954, pero no fue hasta noviembre de 1955 que se convierte en un modelo global, comenzando sus exportaciones. Desde ese momento, la marca ha seguido lanzando nuevas generaciones y renovando el modelo. Esto siempre desde la perspectiva de ofrecer un todoterreno a prueba de todo.

Su fama creció con el tiempo. Para 1955 se exportaban menos de 100 unidades al año; mientras que en 1965, las exportaciones superaban  las 10.000 unidades al año.

Sus cualidades lo hicieron un favorito de las fuerzas armadas. En 1960 llega a nuestro país, por solicitud del Ejército de Chile, ya que la institución requería de un vehículo con potentes capacidades off road y diseñado para labores pesadas, en cualquier condición y lugar. Un trabajo para lo cual el Land Cruiser estaba pensado.

Su fiabilidad y durabilidad parecen a toda prueba. Aún no es raro ver modelos de las primeras partidas circulando; muchas veces en las manos de orgullosos dueños que se convirtieron en fanáticos del modelo.