Creó los filmes de Bourne, fue nominado al Oscar por Michael Clayton, salvó a Lucasfilm cuando Rogue One estaba a punto de irse al diablo. Hace poco decidió reescribir Beirut, uno de sus primeros guiones, y convertirla en una película para Netflix. Tony Gilroy lo pasa bien corriendo estos riesgos, pero lo que disfruta aún más es crear historias. Armarlas y desarmarlas. Hasta la perfección.

  • 19 julio, 2018