La ex ministra de Minería y Energía de Michelle Bachelet fue la última autoridad en tener a su cargo ambas carteras. Hasta que la presidenta incluyó a Marcelo Tokman para crear el flamante e independiente Ministerio de Energía, proceso que se completó a fines de 2009. Parece, y tal como dicen por ahí, que la historia es cíclica…

  • 27 enero, 2011

 

La ex ministra de Minería y Energía de Michelle Bachelet fue la última autoridad en tener a su cargo ambas carteras. Hasta que la presidenta incluyó a Marcelo Tokman para crear el flamante e independiente Ministerio de Energía, proceso que se completó a fines de 2009. Parece, y tal como dicen por ahí, que la historia es cíclica…

 

-¿Un biministro recibe un bi-sueldo?

-Uno, nomás… y no era nada de reguleque.

-¿Qué fue lo más frustrante de haber sido biministra?

-Fue un periodo muy complejo, a raíz de que los cortes de gas desde Argentina aumentaron fuertemente en términos de volumen y duración. Eso copó la agenda energética y la cobertura mediática en torno al sector.

-Y lo más estimulante: ¿doble auto, doble teléfono, doble dirección de email?

-Las decenas de iniciativas que sacamos adelante: dos plantas de GNL, el proyecto de ley para fomentar las energías renovables, una licitación para atraer inversiones privadas a la exploración de hidrocarburos en Magallanes, la creación de un fast-tracker para acelerar las inversiones…

-Durante 4 años se debatió separar el ministerio de Energía del de Minería. ¿Vuelta atrás?

– A mi juicio, las tareas y desafíos de ambas carteras requieren de sendos ministros con dedicación exclusiva.

-Usted reconoció que mientras fue biministra no le pudo dedicar todo el tiempo que hubiera querido a la cartera de Minería. ¿Cuál es su consejo para el ministro Golborne?

-No creo que necesite consejos, porque tiene clarísimo lo que tiene que hacer.

-¿Qué proyecto que usted dejó pendiente quisiera que él concretara?

-Lograr que alguna empresa minera se liste en la bolsa local.

-¿Con quién debe tener cuidado?

-Con los “nuevos amigos” que quieren subirse al carro de su popularidad y con los “nuevos enemigos” que quieren empujarlo para que se caiga.

-¿Qué le falta a Laurence?

-Aliados políticos en el gabinete.

-¿Y qué le sobra?

-Angel, popularidad, capital político.

-¿Qué le parece el acuerdo al que llegó el gobierno para poner fin al conflicto del gas en Magallanes?

-Eso lo voy a poder responder en serio una vez que se sepa si los mayores subsidios compensan la mayor recaudación lograda con el alza tarifaria.

-¿Lo mejor de estar en el mundo privado?

-El tiempo libre para disfrutar de los libros, el cine y, lo más importante, de mi hija Ana, que tiene un año y medio.

-¿Se privatizó la Concertación?

-La Concertación nació para incidir en el ámbito público, ya sea desde el gobierno o desde la oposición.