Fue diseñada por el afamado arquitecto y artista Tokujin Yoshioka, quien se inspiró en los dibujos del florecimiento de los cerezos de los niños Fukushima, una de las zonas más afectadas por el terremoto y tsunami de marzo del 2011.

  • 20 marzo, 2019
5

Basada en las flores de cerezo, un elemento muy arraigado de la cultura japonesa será la antorcha de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos Tokyo 2020. El símbolo, que tendrá una altura de 71 centímetros y pesará 1,2 kilos está también inspirada en el terremoto y posterior tsunami de 2011, una de las mayores tragedias del Japón contemporáneo.

La obra, con forma de flor y cinco llamas separadas que asemejan los pétalos de la flor fue diseñada por el arquitecto Tokujin Yoshioka, quien tras visitar a una escuela de primaria en Fukushima, se inspiró para el boceto. “Me impresionó mucho la poderosa expresión de las flores de cerezo dibujadas por los niños en Fukushima. Ellos están tratando de superar los retos y avanzar. Quería compartir eso con el mundo”, dijo el también artista.

Según reportaron diversos medios internacionales, el 30 por ciento de la antorcha está fabricado con aluminio reciclado, originalmente utilizado en la construcción de viviendas prefabricadas después del gran terremoto que afectó al este de Japón.

La antorcha viajará por el archipiélago nipón en las próximas semanas, pasando por las zonas devastadas por la catástrofe natural de 2011, con el fin de resaltar el lema de los Juegos: “Hope Lights Our Way” (La Esperanza Ilumina Nuestro Camino), indicó el Comité Organizador.

Tras su encendido en Olimpia (Grecia) a principios de marzo, la antorcha comenzará a ser exhibida en Japón, coincidiendo con la temporada de florecimiento del cerezo o Sakura.

Los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 se llevarán a cabo del 24 de julio al 9 de agosto.