Es la era de los blogs. Y como en la red hay demasiados, la selección debe ser cuidadosa. Si es por singularidad, vale la pena echarle un vistazo a Lo que El Tiempo no ve. Se trata de un blog colombiano creado por Diego A. Santos, hijo de Rafael Santos, codirector y accionista del diario […]

  • 23 febrero, 2007

Es la era de los blogs. Y como en la red hay demasiados, la selección debe ser cuidadosa. Si es por singularidad, vale la pena echarle un vistazo a Lo que El Tiempo no ve. Se trata de un blog colombiano creado por Diego A. Santos, hijo de Rafael Santos, codirector y accionista del diario El Tiempo, uno de los diarios más leídos del país.

Sus orígenes son curiosos. Inicialmente su autor quiso fiscalizar y dejar en evidencia los errores cometidos en el diario El Tiempo. La idea era ser el más crítico de los lectores, eso sí que desde el anonimato.

“Las quejas, junto al cariño que siento por ese diario desde que acompañaba a mi abuelo Hernando con 8 años a la oficina y lo veía editando cartas del lector sin parar, me suscitaron el interés de hacer algo sobre El Tiempo en la blogosfera”, cuenta Diego Santos.

Administrador de empresas de la City University de Londres, Santos (27) comenzó el año pasado a darle vuelta a la idea de crear un blog de crítica constructiva:

“Pensé entonces en una página que había creado un muchacho judío sobre el diario The New York Times donde desmenuzaba un artículo al día”. El asunto es que “con papel, lápiz y muchas horas de trabajo, desarrollé decenas de ideas hasta llegar a Lo que El Tiempo no ve. No revelé mi nombre por temor a que el tema de conversación fuera más el apellido del creador del blog y no la finalidad del proyecto”, asegura.

Tras cursar un master en periodismo en la misma universidad, Diego Santos es desde hace cuatro años editor, traductor y periodista de la agencia noticiosa The Associated Press en Nueva York y fue corresponsal deportivo en Londres para El País.