Muchos padres se quieren morir cuando los niños se despiertan temprano ese día. Afortunadamente, hay buenas opciones para aprovechar la jornada desde primera hora. Por Mauricio Contreras.

  • 2 abril, 2009

 

Muchos padres se quieren morir cuando los niños se despiertan temprano ese día. Afortunadamente, hay buenas opciones para aprovechar la jornada desde primera hora. Por Mauricio Contreras.


Escena clásica:
los niños llegan a la cama a las 7 u 8 de la mañana y a uno se le viene el mundo encima. Otra jornada que empieza temprano y la sensación de que no hay muchas cosas que hacer cuando comienza el último día de la semana para descansar. Pero sería un error verlo en forma negativa, ya que ante esta situación irremediable se nos abre una buena oferta de actividades que pueden arreglar este despertar no programado.

Desayunar en familia: como si uno estuviera de viaje en el extranjero, la posibilidad de tomar algo más que un café es recomendable. Si no queremos cocinar –que también es una opción- hay que rastrear cafeterías que abran desde temprano, como el Tavelli de Príncipe de Gales, un excelente lugar para estar un par de horas. Juegos para los niños, conexión Wi Fi, todo tipo de diarios, sin problemas de estacionamiento y con un gran detalle: una oferta de productos para los menores, ítem descuidado por la gran mayoría de los restoranes en Santiago. En este Tavelli los niños pueden tomar un Baby Chino, leche espumada con un toque de leche chocolatada, en una pequeña taza, ideal para que se sientan integrados a la mesa de los adultos. Bien por el Tavelli, donde el barista Antonio Honorato ha desplegado un interesante trabajo, con una cuidada carta de ofertas y productos.

La ciclovía calle de La Reina: esta comuna se ha tomado en serio y con profesionalismo la invitación a pedalear por Bilbao y otras avenidas importantes. Monitores en cada esquina, vasos de agua dispuestos en puntos de descanso y sensación de tranquilidad por el acordonamiento de las calles sin temor a los autos son garantía de un paseo familiar de muy buen nivel.