Las agitadas aguas del mundo sindical minero podrían revolverse con fuerza de nuevo el próximo año.

  • 23 julio, 2008

Las agitadas aguas del mundo sindical minero podrían revolverse con fuerza de nuevo el próximo año. Escondida es la primera de las grandes compañías que debe negociar contrato colectivo, proceso que si bien está previsto para septiembre, podría adelantarse, como ha ocurrido en gran parte de las últimas negociaciones para evitar impactos en el mercado. El presidente de Metales Base de BHP Billiton, Diego Hernández, tendrá que enfrentar además procesos similares en los yacimientos Spence y Cerro Colorado. Pero no serán los únicos. La estatal Codelco iniciará hacia fines de ese año el ciclo de negociaciones en sus distintas divisiones, algo parecido a lo que ocurrió entre 2006 y 2007, cuando se dispararon las peticiones de los trabajadores a raíz del alza del cobre.

Aunque han pasado inadvertidas, en las últimas semanas ya se han realizado al menos tres negociaciones en mineras. El Tesoro y Zaldívar, controladas por el grupo Luksic, fueron las últimas y en ellas prácticamente no hubo desencuentros. Codelco negoció recientemente con el estamento profesional de Andina, mientras que hacia fines de año debe sellar contratos con los profesionales la de casa matriz.