Más que los padres son los hermanos; según un estudio que se publica en American Journal of Preventive Medicine tener [tweetable]hermanos obesos es un factor más determinante de obesidad infantil que si los que tienen obesidad son los padres[/tweetable]. Estos datos parecen contradecir las teorías que aseguran que los niños con padres obesos tienen una […]

  • 14 julio, 2014

niños-obesidad

Más que los padres son los hermanos; según un estudio que se publica en American Journal of Preventive Medicine tener [tweetable]hermanos obesos es un factor más determinante de obesidad infantil que si los que tienen obesidad son los padres[/tweetable].

Estos datos parecen contradecir las teorías que aseguran que los niños con padres obesos tienen una mayor probabilidad de ser obesos. Sin embargo, el estudio que han llevado a cabo investigadores del Hospital General de Massachusetts, la Universidad de Cornell y la Universidad de Duke, todos en EE.UU., parece señalar hacia otra dirección. Los investigadores analizaron cómo los diferentes tipos de asociaciones familiares afectan la obesidad y vieron con sorpresa que el hecho de tener un hermano obeso era más influyente que el tener un padre con obesidad.

Además, después de entrevistar a más de 10.244 adultos, los investigadores encontraron que la probabilidad de obesidad infantil variaba en función del número de niños que vivían en el hogar, así como de su sexo.

Lee la noticia completa en ABC.es