Luego de diez años trabajando en la erradicación de campamentos, a través de la construcción de mediaguas, la organización Un Techo para Chile decidió pasar a una segunda etapa y comenzar con un proyecto de viviendas definitivas. A modo experimental, hace seis meses el directorio de la institución, encabezado por el padre Felipe Berríos, seleccionó […]

  • 23 febrero, 2007

Luego de diez años trabajando en la erradicación de campamentos, a través de la construcción de mediaguas, la organización Un Techo para Chile decidió pasar a una segunda etapa y comenzar con un proyecto de viviendas definitivas. A modo experimental, hace seis meses el directorio de la institución, encabezado por el padre Felipe Berríos, seleccionó a un grupo de 30 familias del campamento Vista Hermosa de Lo Espejo, al que dio la posibilidad de postular a una vivienda definitiva. Posteriormente, invitó a Simonetti Inmobiliaria, empresa ligada a Alejandro Simonetti, a participar en el mejoramiento del diseño de las casas, en el aporte de materiales y en la optimización del espacio urbano.

Todo salió bien y en noviembre de 2006 ya estaba puesta la primera piedra. Y no solo eso. La cosa va rápido y la inauguración está programada para mediados de año.

A futuro, la idea de Un Techo para Chile es invitar a otras empresas inmobiliarias a participar del proyecto, a fin de darles a familias chilenas de escasos recursos una casa buena y definitiva. Hasta ahora, sabemos que han tenido conversaciones con Besalco, Paz Corp y Almagro. ¡Felicitaciones por la iniciativa!