KPMG, en cooperación con la Economist Intelligence Unit, realizó en 2010 un estudio sobre la importancia de la sustentabilidad en los negocios. De los 378 ejecutivos entrevistados en todo el mundo, el 62% manifestó que su empresa dispone de una estrategia de sustentabilidad. De estas, el 56% declaró haberla desarrollado en los últimos tres años y el 11% en los últimos diez, mientras que el 11% la está desarrollando. Entre las razones esgrimidas por las empresas para incorporar la sustentabilidad en sus negocios destacan la exigencia y presión de las entidades reguladoras respecto del control y reducción de emisiones y gestión de residuos, el fortalecimiento de la marca, la reducción de costos y la gestión de riesgos. Pese a que aún existe la sensación de que implementar la sustentabilidad es caro, sobre todo en escenarios de crisis, el 61% de los entrevistados afi rma que hacerlo trae benefi cios: mejoras en la relación con clientes y proveedores, ahorro de energía y un uso más efi ciente de los recursos. Además, el 44% afi rma que la adopción de prácticas de sustentabilidad estimula la innovación y el 40% cree que abre oportunidades de nuevos negocios y mercados y que, a la vez, mejora los procesos internos. Aunque los entrevistados consideran importante reportar el desempeño en materia de sustentabilidad, sólo el 36% lo ha hecho. En Chile, y a pesar de que los reportes se han duplicado en los últimos dos años, las estrategias de sustentabilidad no son todavía una práctica entre las empresas. Los temas ambientales seguirán siendo prioritarios en los próximos años mientras que otros, como los relacionados a la cadena de suministro, siguen rezagados. Las empresas, conscientes de que vendrán regulaciones sobre el carbono y el cambio climático, esperan más agilidad de las autoridades para adaptarse y poder cumplirlas.

  • 24 febrero, 2011

KPMG, en cooperación con la Economist Intelligence Unit, realizó en 2010 un estudio sobre la importancia de la sustentabilidad en los negocios. De los 378 ejecutivos entrevistados en todo el mundo, el 62% manifestó que su empresa dispone de una estrategia de sustentabilidad. De estas, el 56% declaró haberla desarrollado en los últimos tres años y el 11% en los últimos diez, mientras que el 11% la está desarrollando. Entre las razones esgrimidas por las empresas para incorporar la sustentabilidad en sus negocios destacan la exigencia y presión de las entidades reguladoras respecto del control y reducción de emisiones y gestión de residuos, el fortalecimiento de la marca, la reducción de costos y la gestión de riesgos. Pese a que aún existe la sensación de que implementar la sustentabilidad es caro, sobre todo en escenarios de crisis, el 61% de los entrevistados afi rma que hacerlo trae benefi cios: mejoras en la relación con clientes y proveedores, ahorro de energía y un uso más efi ciente de los recursos. Además, el 44% afi rma que la adopción de prácticas de sustentabilidad estimula la innovación y el 40% cree que abre oportunidades de nuevos negocios y mercados y que, a la vez, mejora los procesos internos. Aunque los entrevistados consideran importante reportar el desempeño en materia de sustentabilidad, sólo el 36% lo ha hecho. En Chile, y a pesar de que los reportes se han duplicado en los últimos dos años, las estrategias de sustentabilidad no son todavía una práctica entre las empresas. Los temas ambientales seguirán siendo prioritarios en los próximos años mientras que otros, como los relacionados a la cadena de suministro, siguen rezagados. Las empresas, conscientes de que vendrán regulaciones sobre el carbono y el cambio climático, esperan más agilidad de las autoridades para adaptarse y poder cumplirlas.

Por Heloisa Schneider, directora de Sustentabilidad y Cambio Climático de KPMG Chile.

KPMG, en cooperación con la Economist Intelligence Unit, realizó en 2010 un estudio sobre la importancia de la sustentabilidad en los negocios. De los 378 ejecutivos entrevistados en todo el mundo, el 62% manifestó que su empresa dispone de una estrategia de sustentabilidad. De estas, el 56% declaró haberla desarrollado en los últimos tres años y el 11% en los últimos diez, mientras que el 11% la está desarrollando.

Entre las razones esgrimidas por las empresas para incorporar la sustentabilidad en sus negocios destacan la exigencia y presión de las entidades reguladoras respecto del control y reducción de emisiones y gestión de residuos, el fortalecimiento de la marca, la reducción de costos y la gestión de riesgos.

Pese a que aún existe la sensación de que implementar la sustentabilidad es caro, sobre todo en escenarios de crisis, el 61% de los entrevistados afi rma que hacerlo trae benefi cios: mejoras en la relación con clientes y proveedores, ahorro de energía y un uso más efi ciente de los recursos. Además, el 44% afi rma que la adopción de prácticas de sustentabilidad estimula la innovación y el 40% cree que abre oportunidades de nuevos negocios y mercados y que, a la vez, mejora los procesos internos.

Aunque los entrevistados consideran importante reportar el desempeño en materia de sustentabilidad, sólo el 36% lo ha hecho. En Chile, y a pesar de que los reportes se han duplicado en los últimos dos años, las estrategias de sustentabilidad no son todavía una práctica entre las empresas.

Los temas ambientales seguirán siendo prioritarios en los próximos años mientras que otros, como los relacionados a la cadena de suministro, siguen rezagados. Las empresas, conscientes de que vendrán regulaciones sobre el carbono y el cambio climático, esperan más agilidad de las autoridades para adaptarse y poder cumplirlas.