Jen-Hsun Huang, CEO de Nvidia, se reunió con Elon Musk en las instalaciones de OpenAI para hacer entrega de la primera supercomputadora dedicada exclusivamente a Deep Learning, con el que piensan echar a andar sus ambicioso proyectos de inteligencia artificial en beneficio de la humanidad. Open AI es una organización sin ánimo de lucro respaldada […]

  • 17 agosto, 2016

nividiax1080

Jen-Hsun Huang, CEO de Nvidia, se reunió con Elon Musk en las instalaciones de OpenAI para hacer entrega de la primera supercomputadora dedicada exclusivamente a Deep Learning, con el que piensan echar a andar sus ambicioso proyectos de inteligencia artificial en beneficio de la humanidad.

Open AI es una organización sin ánimo de lucro respaldada por varias de las mentes más prodigiosas de Silicon Valley, EEUU. Una de sus tareas es utilizar un nuevo tipo de supercomputadora desarrollada por Nvidia, la cual está optimizada para la versión de aprendizaje automático conocida como deep learning (aprendizaje profundo), el cual suministra datos a una red de neuronas simuladas, y gracias al cual ya se han logrado grandes avances en IA durante los últimos años.

El computador, llamado DGX-1, permitirá que los investigadores de Inteligencia Artificial enseñen a los sistemas de deep learning de forma más rápida utilizando más datos. A modo de comparación aproximada, unos cálculos que tardarían 250 horas en procesarse mediante un computador tradicional, tardarían solo 10 horas con el DGX-1.

El DGX-1 contiene algoritmos de deep learning desarrollados por OpenAI, por lo que se estima que el valor de este computador podría superar los US$ 2.000 millones, el cual ayudará a desarrollar herramientas que van desde tareas básicas hasta avanzados desarrollos relacionados con el aprendizaje de idiomas, reconocimientos de imágenes, así como interpretaciones de expresiones.

La primera tarea del DGX-1 será aprender a hablar, y para ello leerá en un par de meses los más de dos millones de comentarios que se encuentran actualmente en Reddit. El objetivo de esto es tratar de entender el comportamiento humano, sus formas de expresión y añadir gran cantidad de vocabulario y conocimientos acerca de temas de cultura popular y más avanzados.

Gracias a esto, se cree que podría entablar conversaciones en internet o por medio de apps para smartphones. Se espera que durante el último trimestre de 2016 empecemos a tener las primeras demostraciones de las capacidades de DGX-1.

Revise el artículo completo en Xataka.