Es común que llegadas las vacaciones se comiencen a planificar actividades entretenidas para los niños y jóvenes mientras los papás están trabajando. Un panorama imperdible y destacado del sector nororiente de la capital es el Summer Camp Piedra Roja, realizado en el club Náutico de la laguna, que se extenderá por toda la temporada estival, […]

  • 8 enero, 2018

Es común que llegadas las vacaciones se comiencen a planificar actividades entretenidas para los niños y jóvenes mientras los papás están trabajando. Un panorama imperdible y destacado del sector nororiente de la capital es el Summer Camp Piedra Roja, realizado en el club Náutico de la laguna, que se extenderá por toda la temporada estival, desde el 2 de enero, al 16 de febrero.

Se puede asistir por día, por semana o por la quincena en diferentes planes, y están dirigidos a niños de 7 a 13 años, desde las 11:00 am a las 17:00 hrs. y a niños de 12 años en adelante, desde las 17:00 a 19.30 hrs.

Todos podrán realizar diversas actividades entretenidas en la laguna Piedra Roja de 80.000 m2, rodeada de un entorno natural y único. “La invitación es a desarrollar habilidades en kayak, a través de un programa recreativo, dando énfasis en la práctica de juegos pre deportivos y actividades náuticas. Además desarrollaremos el sentido de juego limpio, trabajo en equipo, espíritu emprendedor, creatividad, iniciativa personal, auto expresión y sociabilidad, adquiriendo los conocimientos básicos para maniobrar una embarcación a vela y remo con seguridad”, señala Marisa Maurin, directora del Club Náutico de Piedra Roja.

El summer camp incluye colación y almuerzo para los participantes, quienes son atendidos por un staff de profesionales, integrado por un coordinador general, un profesor, un asistente y personal de seguridad.

La laguna de Piedra Roja es un escenario al aire libre que se ha convertido en un verdadero punto de encuentro para los vecinos y en uno de los pulmones verdes más importantes y atractivos de Santiago, con gran afluencia de visitantes atraídos por su paisajismo, iluminación, ciclovías, juegos infantiles, bancas, pérgolas, muelles y recorridos peatonales. Además, cuenta con un circuito gastronómico, que rodea la laguna, donde se pueden probar ricos helados, jugos naturales, hamburguesas, sushi y variedad de mariscos para toda la familia.