El lunes 26 de marzo, la Cámara Chilena de la Construcción estrenó Pauta, un medio de comunicación que incluye radio y un diario online. El equipo a cargo dice que no pretenden destronar a la competencia ni ser los número 1. Y descartan convertirse en “la caja de resonancia de los empresarios”.

  • 29 marzo, 2018
Fotos: Verónica Ortíz

Medianoche. Se escucha un teclado, un violín. 34 segundos después, el vocalista inglés Chris Martin empieza a tararear . La canción del grupo británico Coldplay da inicio a la transmisión musical de la radio de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC). Esa noche, el 1 de octubre pasado, Javier Sanfeliú, director artístico del proyecto, monitoreó desde la sala de control el line up de la estación debutante. Diez meses antes de eso, el gremio había pagado seis millones de dólares al Grupo Dial para adquirir la señal 100.5, donde antes operaba Paula.

“Es una canción simpática, moderna, gustaba y representa el espíritu de nuestro medio: queremos que sea positivo, moderno, transversal. Coldplay es un grupo que gusta a harta gente. No es de nicho, pero apunta a un mercado más brit, más pop”, explica el periodista Cristián Rodríguez, director editorial de Pauta. Este lunes 26 de marzo, siete meses después de esa apertura, la emisora que mantuvo su nombre en suspenso por meses completó su estreno: inició la programación informativa, de entretención y puso en marcha su diario digital.

Detrás del proyecto que lleva 13 meses desarrollándose están, además de Rodríguez y Sanfeliú, Marco Antonio González, presidente ejecutivo; León Urruticoechea, gerente general; Francisco Aravena, director de programación, y Eduardo Olivares, editor general.

La Cámara y la voz

El primer fichaje fue León Urruticoechea. En septiembre de 2016, el ingeniero comercial de la Universidad de Chile y entonces subgerente de la Fundación Nocedal –organización educacional ligada al Opus Dei– recibió un llamado de Gastón Escala, empresario y ex presidente de la CChC. “Me contó que la Cámara venía evaluando desde 2011 crear un medio de comunicación. Gastón tenía el encargo de analizar el proyecto y me preguntó si es que estaba dispuesto a sacar adelante esta iniciativa desde cero”, relata el ejecutivo desde su oficina en el piso 11 de un edificio en avenida Andrés Bello. Detrás se ve el río Mapocho, la Costanera y los periodistas deambulando por los estudios.

Urruticoechea tenía que estudiar si aquello era sostenible. “Pero entre los dos no sumábamos uno. No teníamos idea de medios”, confiesa. Así es que recurrió a quienes sí conocían sobre la materia. Los elegidos fueron Juan Ignacio Brito, decano de Periodismo de la Universidad de los Andes; Camilo Feres, analista político y sociólogo, y el ex conductor televisivo Jorge Hevia. Además conversó con personas cercanas a la Cámara, como Leonardo Daneri, Roberto Acevedo e Italo Ozzano. Todos ellos evaluaron alternativas diferentes: si el medio debía transmitir las actividades de la CChC, si ser un servicio para los socios, para los trabajadores o si ser una radio informativa. En diciembre de ese año optaron por la última alternativa.

De inmediato fueron a tocar las puertas de los principales controladores de esta industria: el Grupo Iberoamericano, Grupo Bezanilla, Grupo Dial. “Hasta que identificamos una oportunidad en estos dos últimos”, dice Urruticoechea, quien lideró las negociaciones. En enero de 2017, la Cámara llegó a un acuerdo con Copesa, holding dueño de Grupo Dial, quien les vendió la señal 100.5. Después de eso, la Cámara adquirió las concesiones de las emisoras de Antofagasta, Viña del Mar y Temuco. Sumando todo, el gremio pagó 8,3 millones de dólares.

Brito entonces recomendó a Marco Antonio González, en ese momento gerente de Políticas Públicas y Desarrollo de la Sofofa, y con quien había trabajado en el comité editorial de Copesa, donde el abogado se desempeñó entre 2007 y 2015. “Trabajaba en otro gremio cuando recibí la invitación de León Urruticoechea, por lo que le pregunté al presidente de la época (Hermann von Mühlenbrock) si podía colaborar. Me dijo que por supuesto, que era bueno ayudar a otras entidades”, relata. En enero de 2017, González comenzó a participar en el comité –al que también se sumó la periodista Milena Vodanovic, ex directora de revista Paula– que se reunía semanalmente en Marchant Pereira, donde operaba la CChC (en marzo de este año, la entidad se mudó a un edificio en Apoquindo).

“Conversamos con Sergio Torretti (presidente del gremio) y con Gastón Escala sobre cómo debiera ser esta radio. Coincidíamos en que se echaba de menos mayor tiempo y profundidad para discutir temas de sociedad”, dice. A la Cámara le interesaba aportar en el debate y en la discusión de grandes temas, influir, y pensaron que la mejor manera de hacerlo era a través de un medio masivo. Torretti y Escala también coincidían en que si emprendían un proyecto de este tipo tenía que ser multiplataforma: además del dial, debían tener presencia en web y redes sociales.

En julio del año pasado, el abogado de la Universidad Católica, Marco Antonio González, se sumó a tiempo completo en el proyecto. Lo designaron presidente ejecutivo de la iniciativa, aún en ciernes, y desde ese puesto comenzó a reclutar a los integrantes del equipo de Voz Cámara, como llamaron a la propuesta en ese momento.

El volumen comenzaba a subir.

Sin breaking news

Fueron cinco conversaciones. Cristián Rodríguez recibió la primera llamada a fines de julio. Marco Antonio González le propuso ser parte del proyecto y el editor de El Mercurio enganchó al poco tiempo. “Me atrajo porque exploraría dimensiones bien potentes en la industria de medios, en lo digital y redes sociales. Segundo, porque tenía radio, que es el medio más hot hoy día y donde está el mayor desafío: la industria es competitiva y la competencia lo está haciendo muy bien. Y tercero, porque entendía que para tener éxito en un medio hoy, hay que lograr un crossover. Los medios exitosos son los que no se encasillan en una plataforma”, indica Rodríguez.

Y ejemplifica: “Si te pregunto qué es el New York Times, lo más probable es que me respondas ‘un diario’. Pero lo que han hecho con The Daily, nos obliga a no encasillarlo en un medio escrito. Es un productor de contenidos que antes se entregó en papel y ahora lo puede hacer en bits, por tele, videos, streaming. Eso, este proyecto lo entiende bien”.

En septiembre se integró. La hoja entonces estaba en blanco: había que definir si sería un medio de golpe, de profundidad, si funcionaría solo como informativo o musical. “El mix estaba súper abierto dentro de un marco. Teníamos que ser relevantes en los temas de conversación”, aclara.

Continuaron los fichajes y el bosquejo se fue dibujando con más claridad. Francisco Aravena, ex editor general de Qué Pasa y ex conductor de las radios Duna y T13, aterrizó como director programático a fines del año pasado y Rodrigo Ziede asumió como gerente comercial. “Así se terminó de estructurar la base”, explica Rodríguez.

En paralelo se sumó Rodrigo Diez, quien está a la cabeza del sitio web, y las periodistas Josefina Ríos, ex editora de Qué Pasa; Marcela Gómez, ex asesora de prensa de los ex ministros de Hacienda, Andrés Velasco y Rodrigo Valdés; e Isabel Plant, ex editora de Espectáculos de La Tercera.

Entonces definieron el enfoque: sería un medio de estructura masiva, pero que apunta al segmento ABC1, C2, y que prioriza de igual forma información, entretención y música. “El sitio web va a ser un poco más duro que la radio en cuanto a las temáticas. Pero no vamos a tener breaking news. Son notas de una segunda vuelta, de un segundo piso”, aclara Rodríguez.

Por ejemplo, si los sitios de noticias más visitados de Chile suben cerca de 200 contenidos al día, ellos pretenden ofrecer diez como máximo.

Con esa definición, salieron a buscar panelistas y conductores, y armaron los programas.

Los croupiers

La industria radial estuvo movida a fines de 2017. Y se comentaba que el proyecto de la CChC no había logrado atraer a grandes “rostros”. Rodríguez tiene una visión distinta: “Acá no estamos con la billetera abierta, como se comentó por ahí. Un medio se sustenta con un equipo periodístico de excelencia. El presupuesto lo gastamos ahí. Y en materia de conductores, lo que buscamos va a contrapelo con lo que hoy hace el mercado. Aquí queremos que los conductores informen y contextualicen. La opinión, que está en general muy teñida, debe venir de los entrevistados y panelistas”.

Las duplas de los espacios informativos están compuestas por Paz Montenegro y Alfonso Concha, ambos con carrera en Canal 13, a quienes se sumará como panelista todos los días el periodista John Müller; y Verónica Schmidt y Sebastián Aguirre, de CNN Chile. Iván Guerrero y Maritxu Sangroniz conversan de actualidad y asuntos menos noticiosos, y en los programas de entretención están Isabel Plant junto a Alejandro Alaluf, quienes hablan de “cultura pop”, televisión, cine, cómics, tecnología; Francisco Aravena está a la cabeza de un bloque de ciencia y futuro tipo “The Wired”; Gabriela Ormanechea y Sebastián Diez tratan temas de ciudad; y el escritor Cristián Warken, de 7:30 pm a 8:30 pm, protagoniza un espacio de conversación. En la noche, Javier Sanfeliú programa música (ver foto del equipo arriba).

“Nos reunimos con hartas personas. Pero muchos rostros, muy relevantes y que lo hacen muy bien, no fueron la opción para nosotros. Nos interesaba gente que fueran buenos croupiers”, agrega Rodríguez, refiriéndose a que el rol de los periodistas será llevar la discusión, no dar las opiniones.

Modelo de negocios

Martes 19 de marzo. 15:30 horas. Francisco Aravena, director de Contenidos de Pauta 100.5, está instalado en una de las tres salas de control que hay en Andrés Bello 2325. Ese día, la radio y su página web están en plena marcha blanca –proceso que partió en enero– y faltan solo cinco días para el lanzamiento. Desde el switch monitorea la conversación que encabezan en un estudio Isabel Plant y Alejandro Alaluf, los conductores del programa POP!. Sobre sus cabezas hay audífonos Shure, le hablan a micrófonos Neumann y los rodean cámaras Panasonic.

En noviembre del año pasado, Rodríguez viajó a Miami con Marco Antonio González. Visitaron los estudios de dos de los medios más conocidos de esa ciudad norteamericana: Univisión y Mega. Durante cuatro días se reunieron con proveedores de la industria para conocer las mejores prácticas tecnológicas del mercado y luego compraron equipos, consolas y tecnología.

“En términos editoriales somos igualmente importantes en radio y web. Si lo hacemos bien en uno y mal en otro, somos un mal proyecto”, indica Rodríguez. El periodista cuenta que tomaron como referencia, prácticas de medios extranjeros exitosos, como el New York Times, Vice, BuzzFeed, Marca, Politico. “Rescatamos ideas en cuanto al cruce de sus plataformas. Cuando uno los ve, se pregunta, ‘¿esto es radio o es tele?’. No se sabe. Nosotros haremos lo mismo: dependiendo del contenido, elegiremos la plataforma que mejor satisface a la audiencia. Puede ser un video explicativo, un panel de conversación, entrevista televisada online, un podcast… Ahí vamos a marcar una diferencia importante con la competencia”, promete.

También se inspiraron en medios extranjeros en la forma de mostrar publicidad. “Estamos trabajando con un modelo de inteligencia de negocios que hasta ahora no se había utilizado en Chile, pero que está muy de moda afuera. Es parecido a lo que hace Facebook”, indica León Urruticoechea, el hombre de los números de Pauta. El objetivo, explica, es descubrir el comportamiento de los que clickean: entender quiénes son, qué tipo de noticias consumen, a qué horario. “Hoy se sabe que existen. Pero no sabes quiénes son. Nosotros estamos trabajando para tener su información IP e información más exacta”, señala. En esto los está asesorando Emilio Deik, de la empresa Azurian. En cuanto a la publicidad, su asesor es Jorge Armstrong.

El avisaje además se venderá por cápsulas y variará dependiendo de si es para contenido radial, online, de redes sociales o streaming. “Los que apuntan a un público más masivo, como un supermercado, optan por la radio. El que es más de nicho, como una inmobiliaria, se inclina por algo más acotado”, indica Urruticoechea.

En cuanto a la torta publicitaria, explica el gerente general, la preferencia de los avisadores sigue estando en televisión. Le sigue radio y la web ocupa el tercer lugar.

Dentro de la botonera

La Cámara tiene dos áreas donde invierte anualmente: en negocios gremiales y en su área social. En el primer segmento gasta cerca de 18 millones de dólares al año, y en el segundo, 20 millones de dólares. El proyecto Pauta –cuyo costo mensual de operación es de 200 millones de pesos– no depende de ninguno de los dos sectores. “Depende directamente de la Cámara Chilena como asociación gremial”, dice Urruticoechea.

En total, ya han desembolsado 13 millones de dólares en esta iniciativa. El abogado Sergio Torretti, presidente del gremio, explica qué se espera de esa cifra. “El directorio de la Cámara aprobó un aporte de capital de ocho millones de dólares. Lo que implica la operación de la radio es una plata adicional, que se devuelve apenas haya excedentes y caja. No hay recursos para billetera abierta. Este medio tiene el compromiso y la obligación de financiar su operación”, asegura.

El punto de equilibro, afirman desde Pauta, debiera ocurrir en cinco años más. Entonces, dice Torretti, se hará una revisión. “No nos temblará la mano, como a cualquier empresario, si se ve que lo está haciendo mal. Si no cumple o se desperfila, habrá que perfilarlo o terminarlo. No hay una obsesión con tener un medio de comunicación”, aclara Torretti.

Tampoco pretenden destronar a la competencia. “No nos interesa ser los primeros ni los más exitosos. Sí ser influyentes”, indica.

Cristián Rodríguez lo grafica de este modo: “Nos encantaría que en el mediano plazo, nos convirtamos en una de las seis alternativas de la botonera de la radio”.

_____________________________________________

El rol de la Cámara

Marco Antonio González asegura que Pauta es un medio autónomo, independiente, pero inspirado en los valores de la Cámara. “Esos son el diálogo respetuoso, la economía basada en la competencia y el respeto a las personas”, explica.

“Pero no es nuestra idea transmitir nuestra posición”, aclara Sergio Torretti, presidente de la entidad. Y agrega: “Nunca hemos sido políticos. Hemos tenido la capacidad para relacionarnos con todos los espectros. Con el gobierno que acaba de terminar tuvimos excelente relación. Eso no quiere decir que hayamos estado de acuerdo en todo”.

A su vez, descarta que este sea un medio para los empresarios o con algún tipo de sesgo. “Si quisiéramos hacer eso, duraríamos un segundo en el mercado. Y si este fuera un medio para mirarnos al ombligo, estaríamos condenados al fracaso”, indica.

“Somos un medio que viene de un gremio y de un grupo económico. Es súper entendible la aprensión. Si bien tenemos un vínculo y conflictos de interés evidentes, porque somos cercanos a Consalud, Habitat, la Caja de los Andes, si un tema es de interés público, lo vamos a tocar sea cual sea la institución involucrada”, confiesa Rodríguez. E insiste: “Esto se ve en la cancha y tenemos un gobierno corporativo que vela por la independencia”. El directorio está compuesto por Gastón Escala, Lorenzo Constans e Italo Ozzano por parte de la CChC; y como independientes están Milena Vodanovic, Juan Ignacio Brito,

Luis Larraín, Rodrigo Briceño y Marco Antonio González.

González asegura que se tocarán todos los temas que el equipo considere importante. “El mandato es que Cristián (Rodríguez) tenga libertad total para desarrollar su pauta periodística”, promete.