La feria Expomin del año pasado fue el punto de partida en la vida de los emprendedores Mauricio Bobadilla (a la derecha) y Gustavo Basso. En esa ocasión, ambos estuvieron a cargo de levantar el stand de la firma de servicios para la minería Minepro. Tras esa experiencia decidieron armar su propia empresa: B&B Espacios Dinámicos, con la que ya llevan funcionando unos siete meses. Como las cosas había que hacerlas bien desde el comienzo, lo primero que buscaron fue contactar a una de las principales productoras de sistemas modulares en el mundo. Así dieron con la estadounidense AGAM, a la que le compraron poco más de siete toneladas de aluminio en distintas variedades, tamaños y cortes, y con la que consiguieron, además, la representación de estos sistemas para Latinoamérica. Después de eso, se echaron a la misión de buscar clientes, los que no tardaron en llegar. Cuentan que ya han desarrollado stands -en varias ferias, congresos y seminarios- para reconocidas empresas como SAAM, Correos de Chile, Entel y Oracle, entre otras. Su taller funciona en una bodega de unos 400 metros cuadrados completamente equipada, en Renca, donde preparan con mucha rigurosidad sus productos, con harta innovación en diseño y materiales nuevos. Su sello, explican, es entregar la mejor calidad a precios muy competitivos. Por lo mismo, ya los han contactado para varias exposiciones y muestras que vienen en el año.

  • 7 abril, 2011

La feria Expomin del año pasado fue el punto de partida en la vida de los emprendedores Mauricio Bobadilla (a la derecha) y Gustavo Basso. En esa ocasión, ambos estuvieron a cargo de levantar el stand de la firma de servicios para la minería Minepro. Tras esa experiencia decidieron armar su propia empresa: B&B Espacios Dinámicos, con la que ya llevan funcionando unos siete meses.

Como las cosas había que hacerlas bien desde el comienzo, lo primero que buscaron fue contactar a una de las principales productoras de sistemas modulares en el mundo. Así dieron con la estadounidense AGAM, a la que le compraron poco más de siete toneladas de aluminio en distintas variedades, tamaños y cortes, y con la que consiguieron, además, la representación de estos sistemas para Latinoamérica. Después de eso, se echaron a la misión de buscar clientes, los que no tardaron en llegar. Cuentan que ya han desarrollado stands -en varias ferias, congresos y seminarios- para reconocidas empresas como SAAM, Correos de Chile, Entel y Oracle, entre otras.

Su taller funciona en una bodega de unos 400 metros cuadrados completamente equipada, en Renca, donde preparan con mucha rigurosidad sus productos, con harta innovación en diseño y materiales nuevos. Su sello, explican, es entregar la mejor calidad a precios muy competitivos. Por lo mismo, ya los han contactado para varias exposiciones y muestras que vienen en el año.